Los sensores de los smartphones pueden revelar secretos

Los sensores de los smartphones pueden revelar secretos

Claudio Valero

Los smartphones actuales están equipados con multitud de sensores, desde acelerómetros a giroscopios, pasando por GPS y detectores de luz. Todos los datos registrados por estos sensores podrían ayudar a los delincuentes a averiguar datos personales, como el código de bloqueo del terminal o los datos de acceso a nuestra cuenta.

En el portal de noticias de la BBC se muestran preocupados por el uso que puede tener la gran cantidad de información recogida por los sensores de nuestros smartphones. Un grupo de investigadores de seguridad fueron capaces de obtener el código PIN y el código de bloqueo de un terminal mediante el análisis de los datos recogidos por los acelerómetros. Los investigadores temen que los sensores de los smartphones sean utilizados con fines ilegales.

El profesor de la Universidad de Pennsylvania, Dr. Adam J Aviv, está realizando pruebas para intentar utilizar los datos recogidos por el acelerómetro del teléfono móvil. Este sensor es capaz de registrar los movimientos en tres dimensiones y es bastante utilizado para controlar juegos de carreras de coches. Además es necesario para varias funciones principales del terminal.

El Doctor Aviv se dio cuenta de las posibilidades que le brinda la información capturada por el acelerómetro. En el estudio que está llevando a cabo compara los datos del sensor con las pulsaciones en la pantalla, para así adivinar donde se ha pulsado. Según las declaraciones del Doctor, todo funciona sorprendentemente bien.

Las compañías de seguridad para móviles no han dudado en comentar el estudio llevado a cabo en Estados Unidos. Para Kevin Mahaffey, director de tecnología de Lookout, la seguridad de los sensores de los smartphones debe ser una prioridad crítica en el futuro. Un agujero de seguridad podría poner nuestros datos al alcance de cualquiera. Mahaffey cree que a medida que el mundo digital y físico se fusionan, tenemos que colaborar en asegurar los datos.

¿Qué os parece el estudio llevado a cabo en EEUU sobre los sensores de los smartphones?