Francia perseguirá a más de 1 millón de usuarios de P2P en su lucha contra la piratería

A pesar de no haber tenido los resultados esperados y de haber visto reducido su presupuesto, la agencia encargada de perseguir a los usuarios de redes P2P en Francia doblará sus esfuerzos en 2013 y planea advertir a más de 1 millón de internautas por sus supestas infracciones del copyright.

La polémica en torno a la persecución de usuarios que descargan a través de redes P2P como BitTorrent continuará en Francia a lo largo del recién inaugurado año. El país galo fue uno de los primeros en aprobar una norma de tres avisos para luchar contra la llamada «piratería» online, pero desde su puesta en marcha en 2010 los resultados han sido nulos.

Sin embargo, las autoridades francesas no desisten y en lugar de cambiar este controvertido mecanismo han anunciado que lo potenciarán a lo largo del año. Como leemos en Torrentfreak, a lo largo del pasado año enviaron 613.000 advertencias a través del correo electrónico, más de 54.000 internautas fueron avisados por correo ordinario y apenas 305 casos quedaron a la espera de medidas más drásticas como una sanción o desconexión de Internet bajo la acusación de infracción continuada de los derechos de autor.

Hadopi, la agencia asignada para esta función, asegura que enviará alrededor de 1,1 millones de avisos durante ese año a pesar del recorte en su presupuesto del 25% (3 millones de euros). Este aumento vendrá propiciado al haberse sumado la industria de los videojuegos a la persecución de usuarios de P2P, que encabezaban otros sectores como el de las discográficas y la industria del cine.

La noticia se conoce después de que Hadopi haya justificado su presencia y el supuesto bien que está haciendo al sector. La agencia ha publicado un estudio basado en la opinión de más de 1.500 ciudadanos franceses en el que asegura que desde 2011 ha descendido el número de usuarios que descargan material con copyright sin permiso de sus titulares hasta un 15% a fecha de octubre de 2012. Asimismo, ha aumentado a un 78% el número de usuarios que solo descargan estos contenidos de «fuentes legales».

Hadopi destaca que el sector musical ha sido el más beneficiado, puesto que el 80% de los usuarios señalan que solo acceden a través de servicios legales como Spotify. Los videojuegos y los libros también se han visto beneficiados según la agencia, siendo el principal motivo de su consumo por estas vías el no infringir la ley (un 51% de los encuestados así lo afirmaron).