Un grupo antipiratería intenta boicotear MEGA con un bloqueo en los pagos

Apenas han transcurrido unos días desde que Kim Dotcom lanzó el nuevo Megaupload y ya conocemos el primer intento por boicotearlo. Proviene de un grupo antipiratería denominado StopFileLockers y pretende bloquear los pagos que se hagan a la recién estrenada plataforma.

Desde el último fin de semana se encuentra online MEGA, la nueva apuesta del informático alemán con la que pretende volver a hacerse un hueco en Internet después del cierre de Megaupload hace un año. El movimiento no ha tardado en ser criticado por la industria cultural y del entretenimiento, que tiene a Dotcom como un de sus grandes enemigos y al que han acusado de haberse hecho millonario a costa de robar en Internet.

No obstante, las majors compañías de Hollywood no son las únicas que le tienen en su diana. Como leemos en Torrentfreak, un grupo antipiratería conocido como StopFileLockers (SFL) no ha tardado en lanzar su mensaje de boicot al nuevo MEGA. La organización se plantea cortar el flujo económico a las arcas de Kim Dotcom a base de frenar a las compañías especializadas en transacciones.

Liderado por Robert King, dicho grupo está especializado en trabar de este modo otros servicios de alojamiento de archivos, como se vanaglorió el propio King el año pasado con el bloqueo de decenas de sitios web. En opinión de King uno de los servicios de pagos más extendidos como PayPal acabará por no colaborar con MEGA porque ésta no cumple con sus requisitos a diferencia de otros discos duros virtuales como Dropbox.

De hecho, King puso como ejemplo Dropbox como una de las plataformas de referencia y cuyos contenidos no infringen los derechos de autor. «No perseguimos a servicios como Dropbox porque son legítimos, a diferencia de MEGA que tiene las características habituales de un cyberlocker infractor a falta de su programa de afiliación», señaló.

De nada parece servir, por tanto, a este grupo que el servicio lleve online apenas unos días y que no haya demostrado ser el foco de piratería del que ya se le acusa. «Todavía no hay un mecanismo para que los titulares del copyright puedan acceder y borra archivos y tampoco parece haber planes ni para que se cree ni para implementar otras tecnologías de detección de material ilegítimo», explicó King. Por último, demostrando que busca atacar a la nueva plataforma sin tener ni siquiera pruebas de las infracciones de derechos de autor el australiano afirmó que han detectado «una importante cantidad de contenidos ilegales en MEGA» pero no especificó de qué archivos se trata.