Algunas tiendas online venden más caro en función de la localización del usuario

El diario Wall Street Journal ha llevado a cabo una investigación que demuestra como algunas de las principales tiendas estadounidenses modifican sus precios en función del historial de navegación del visitante y de su localización. Una táctica comercial cuanto menos dudosa ya que aprovecha información privada recogida a través de las cookies y de la dirección IP.

Según publica HardZone.es, algunas tiendas online conocidas como Home Depot, Rosetta Stone o Staples modifican el precio de sus productos con arreglo a las páginas que el potencial comprador ha visitado anteriormente. Aunque el Wall Street Journal señala que la diferencia es de apenas “unos dólares”, con un volumen de ventas elevado la diferencia económica es importante.

Modus Operandi

Las tiendas que realizan esta práctica comercial analizan por un lado la procedencia aproximada del usuario a través de su IP y el historial de navegación a través de las cookies. Un algoritmo inteligente es capaz de modificar el precio de los productos para adaptarlo a cada usuario. Por ejemplo, un navegante que procede de un estado con menor renta per cápita podrá ver los productos más económicos. Lo mismo sucederá con los usuarios que han consultado varias tiendas online con precios ajustados.

No es nada nuevo

HardZone explica que este tipo de políticas han sido utilizadas en varias ocasiones por gigantes como Amazon, eso sí, la compañía tuvo que rectificar inmediatamente para acallar las quejas de sus clientes.

Publicidad orientada a intereses

Google hace tiempo que emplea las cookies del navegador para mostrar publicidad relevante al usuario. Por ejemplo, si un internauta visita varias páginas de hoteles en Polonia, es más que probable que en la próxima web que visite con publicidad de Google aparezcan anuncios con ofertas de hoteles en Varsovia. Por este motivo, HardZone recomienda que para hacer compras online en páginas extranjeras se borren las cookies del navegador o se haga anónimamente a través de una ventaja de incógnito. En Chrome, hay que pulsar Control y Mayúsculas para hacerlo de este modo.

¿Pensáis que las tiendas actúan de forma incorrecta con este tipo de prácticas?