La falta de oferta legal dispara las descargas de series en BitTorrent

La falta de oferta legal dispara las descargas de series en BitTorrent

Redacción

La lista de series más descargadas a través de BitTorrent nos sigue dejando una clara conclusión: la falta de oferta legal impulsa de manera directa esta práctica entre los usuarios de Internet, ya que más del 80% se producen fuera de EEUU, donde se restringen la emisión de estos contenidos más allá del P2P.

Es un problema que en 2012 tampoco se ha resuelto. Las plataformas online de contenidos como series y películas siguen siendo una asignatura pendiente más allá de Estados Unidos. En el país norteamericano domina con claridad Netflix, cuya lista de suscriptores incluye a millones de usuarios. Sin embargo, este tipo de servicios no han acabado de cuajar en otros países como demuestran los datos facilitados por Torrentfreak.

El popular portal ha publicado el top ten de series más descargadas a través de BitTorrent. En el número uno encontramos a Juego de Tronos, cuya media de descargas por episodio es nada menos que de 4,2 millones, una cifra muy similar a la que suman en sus emisiones en televisión (por la plataforma de cable de EEUU HBO). Dexter y Big Bang Theory completan el podio de lo más descargado con 3,5 y 3,2 millones respectivamente. En el caso de esta última, el número de espectadores que asisten de media a sus episodios es nada menos que 15,4 millones.

Como se aprecia en la lista, son millones los usuarios que recurren al P2P para visualizar estos contenidos. Ante esta situación cabe preguntarse el porqué. ¿Acaso millones de personas se niegan a pagar por este producto? La respuesta es más que obvia. Aunque puede haber un determinado porcentaje de usuarios que se nieguen al pago, es lógico pensar que un amplio número de usuarios estaría dispuesto a hacerlo… pero que no tiene alternativa para ello.

Nada menos que el 80% de las descargas por BitTorrent de estas series se produce fuera de Estados Unidos. Esto está directamente relacionado con la falta de disponibilidad de estos contenidos en los distintos países, a lo que hay que unir los retrasos en la emisión en televisión. Las restricciones geográficas que imponen plataformas online como la propia HBO o el citado caso de Netflix impiden que aquellos que están dispuestos a pagar por ver las series lo puedan hacer.

Así pues, la industria cuenta con un reto importante que resolver en el próximo año. Más allá de quejarse acerca de las descargas, el sector ha de empezar a plantearse alternativas asequibles para los usuarios con independencia de donde residan para que éstos no se vean tentados a acudir al P2P. Los obstáculos que tendrá que saltar no son pequeños, como las entidades de gestión de derechos de autor, pero evitarlos de algún modo les facilitará rentabilizar su producto más si cabe más allá de las fronteras estadounidenses.