Microsoft retira la última actualización de Windows 10 por cargarse una función

Microsoft es conocida por introducir actualizaciones con fallos en Windows 10. En la gran mayoría de ocasiones, cuando introducen uno nuevo, suelen tirar hacia delante y arreglarlo posteriormente en lugar de eliminar una actualización. Por desgracia, con el último parche sí que se han visto obligados a retirarlo por la cantidad de fallos y quejas.

Así lo ha anunciado Microsoft en las últimas horas, donde han retirado el parche KB4524244 que recibieron el pasado martes 11 de febrero todas las versiones del sistema operativo, incluyendo 1607, 1703, 1709, 1803, 1809, 1903 y 1909. Este parche arreglaba decenas de vulnerabilidades, pero estaba generando diversos problemas.

KB4524244: parche de Windows 10 con problemas

Entre ellos, había usuarios a los que directamente no se les instalaba el parche. Y muchos de los que llegaban a instalarla se le rompía la función de “Restablecer este PC”, la cual es muy importante en el caso de haber tenido algún problema en el ordenador y necesitar restaurar a un punto de recuperación anterior en el que todo iba bien.

windows 10 update error

Por tanto, Microsoft ha eliminado la actualización y ya no aparece disponible en Windows 10. La decisión no afecta a los usuarios que ya tengan instalada la actualización, que probablemente sean la gran mayoría porque el parche se instaló automáticamente en una amplia mayoría de ordenadores la semana pasada.

Así, en el caso de que te estés encontrando con problemas o fallos a causa de esta actualización, puedes ir manualmente a Configuración > Actualización y seguridad > Windows Update, y ahí dentro ir al Historial de actualizaciones, donde el parche KB4524244 será el último que habrás instalado. Si queremos quitarla, vamos arriba a donde pone “Desinstalar las actualizaciones”, y nos aparecerá la última en el apartado de “Microsoft Windows”.

Por ello, si ahora vamos a la página de soporte de esta actualización, ahora aparece un mensaje en la parte superior que nos indica que ésta ha sido eliminada por un fallo que estaba afectando a “un número limitado de dispositivos”, demostrando los peligros de actualizar Windows 10 nada más salir los parches.

Mejora del rendimiento de la GPU con Windows 10 2004

Microsoft también se encuentra probando todavía nuevas funciones para Windows 10 2004, que llegará a todos los usuarios en la próxima primavera. La última que han introducido en las últimas builds tiene que ver con que el sistema operativo nos permitirá decidir qué tarjeta gráfica queremos usar de nuestro ordenador para cada programa, de manera que podamos ahorrar batería al usar determinados elementos. Por ejemplo, es posible que queramos usar la iGPU para ver vídeos, mientras que puede que sólo queramos usar la tarjeta gráfica dedicada para jugar.

Esto se conseguirá actualizando el sistema a WDDM 2.7 para añadir el “Hardware-accelerated GPU scheduling”, de manera que se mejorará el rendimiento, se reducirá el consumo de batería, y se reducirá la latencia.