La retrocompatibilidad de PS5 y Xbox Series X será mejor de lo esperado

La retrocompatibilidad de PS5 y Xbox Series X será mejor de lo esperado

Alberto García

Cada vez queda menos para conocer más datos sobre PlayStation 5 y Xbox Series X. Todo apuntaba a que este mes de febrero íbamos a conocer más datos de la consola, pero es posible que el coronavirus haya retrasado los planes iniciales de presentación. La fecha de lanzamiento de momento sigue siendo la misma, y ahora desde Ubisoft se ha desvelado un nuevo e interesante detalle sobre las consolas de nueva generación.

Ha sido el propio CEO de Ubisoft, Yves Guillemot, el que ha confirmado que “las nuevas consolas van a poder ejecutar prácticamente todo el catálogo de las consolas anteriores”. Esta retrocompatibilidad afirma que “los juegos de las anteriores consolas seguirán teniendo gran popularidad en los próximos años”.

ps5 retrocompatibilidad

Microsoft había anunciado ya la retrocompatibilidad con juegos de todas las generaciones de consolas que han lanzado al mercado, siendo compatible con todos los juegos de Xbox One y con todos los que a su vez es compatible esta consola con respecto a generaciones anteriores. Sobre PS5 no hay nada oficial todavía, pero los rumores apuntan a lo más lógico: que PS5 será retrocompatible con todo lo que pueda ejecutar PS4, además de los títulos de anteriores consolas que puede ejecutar. También se rumorea que las partidas guardadas de PS4 podrán usarse en PS5 sin problema, además de poder ejecutar juegos que ya tengamos comprados en nuestra biblioteca como si de Steam se tratase.

La arquitectura x86-64 facilitará la retrocompatibilidad con PS4

El concepto de “anteriores consolas” en plural también nos puede dar pistas sobre lo que se planea con respecto a PS3, PS2 o PSX. En el caso de PSX y PS2, hay muchos juegos que han sido reeditados o remasterizados para funcionar en PS4, o que directamente se ejecutan bajo emulación con emuladores de PS2. Con PS3, sin embargo, ha habido que hacer ports porque no se puede emular la consola en la actualidad.

Por suerte, PS4 y PS5 compartirán arquitectura x86-64, lo cual hace que ejecutar un juego de PS4 en PS5 sea similar a ejecutar juegos de PC en un ordenador actual, y sin tener que pagar por ellos. Hasta PS4, Sony había cambiado la arquitectura con cada consola, de manera que por ejemplo las primeras PS3 tenían un chip específico para ejecutar los juegos de PS2, lo cual fue eliminado posteriormente para ahorrar costes.

Así, el salto a procesadores de AMD con arquitectura x86-64 ha convertido las consolas en prácticamente ordenadores, facilitando los ports y la retrocompatibilidad. Con ello, todos salimos ganando, ya que podemos ver juegos en más plataformas, podemos usar los de consolas anteriores y los costes de desarrollo son menores.

En el caso de Xbox One, Microsoft ya había hecho grandes esfuerzos en favor de la retrocompatibilidad, donde por ejemplo hay una serie de títulos de Xbox 360 que puedan ejecutarse sin problema en Xbox One con tan sólo meter el disco o mandos para Xbox válidos para ambas. Con Xbox Series X, la retrocompatibilidad sería todavía más sencilla.