Millones de personas vieron gratis la Super Bowl en YouTube y Facebook de manera ilegal

Actualmente, los propietarios de derechos de autor tienen multitud de herramientas para luchar contra la piratería. LaLiga por ejemplo tiene Marauder, que puede hacer que un streaming deje de funcionar en cuestión de minutos. Sin embargo, en Estados Unidos no parecen estar tan avanzados, y un evento tan importante como la Super Bowl se pudo ver gratis en YouTube y Facebook.

La Super Bowl tuvo una audiencia de más de 100 millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, según afirma VFT, 12 millones de espectadores la vieron de manera ilegal a través de YouTube y Facebook, VK, Twitch y Periscope. Según vio la compañía, la mayoría de enlaces se encontraban en Facebook (70,6%), YouTube (20,8%), Periscope (4,8%), Twitch (3,2%) y VK (0,6%).

super bowl facebook youtube

Aunque hubiera más enlaces en Facebook, la mayoría de espectadores se concentraron en YouTube con el 62,9% de los espectadores, seguidos del 22,7% en Facebook, por el 13,1% en Periscope. La amplia mayoría de ellos se vieron en directo (un 80%), mientras que el resto vieron el partido en diferido. Además, más del 60% vieron sólo 15 minutos debido probablemente a que los enlaces eran tumbados rápidamente.

VFT no analizó los stramings de las webs dedicadas en exclusiva a ofrecer la Super Bowl gratis, sino que buscaba ver hasta qué punto había gente que accedía a través de redes sociales a este tipo de contenido. En total se detectaron 2.650 enlaces ilegales.

La compañía afirma que muchos piratas estarían dispuestos a pagar por el contenido, y “casualmente”, la compañía se dedica a “convertir actividad pirata en una oportunidad de mercado”, donde buscan ofrecer alternativas legales a los usuarios en zonas donde está llevándose a cabo la piratería, como puede ser en los chats que hay en webs pirata o redes sociales.

Muchas competiciones no tienen grandes recursos antipiratería

La realidad es que, como demuestra el tiempo que los usuarios vieron el contenido en redes sociales, si realmente tenían interés en verlo, ya estarían pagando por él o habrían encontrado una alternativa más estable y, como los enlaces de Kodi, que tener que buscar links en redes sociales.

En la actualidad, hay muchas personas que emiten ilegalmente contenidos en YouTube, Twitch o Facebook. En España hay muchas competiciones que se pueden ver así sin pagar, como suele ocurrir con las 24 horas de Le Mans o las 500 Millas de Indianápolis. La clave de ello es que, mientras las grandes competiciones se pueden permitir potentes herramientas antipiratería, en el caso de las pequeñas competiciones esto no es así, y no pueden andar denunciando enlaces.

Lo que es aún peor es que, aunque las competiciones pequeñas no tengan recursos para interponer las denuncias, YouTube y Facebook sí que los tienen. YouTube tiene el famoso Content ID, pero con el contenido en directo es más difícil detectarlo en directo. Por tanto, hay competiciones que prefieren destinar los recursos en ofrecer mejor servicio de pago que andar denunciando enlaces que, al final, no tiene un gran efecto en los piratas.