¡Cerrado otro distribuidor de IPTV pirata con 30.000 clientes!

¡Cerrado otro distribuidor de IPTV pirata con 30.000 clientes!

Claudio Valero

Todos sabemos ya lo que es el IPTV y también sabemos que existe lo que se denomina IPTV pirata. Esta tecnología ha conquistado tanto a los operadores de televisión de pago como a terceros que distribuyen canales y contenidos de pago de forma ilegal a través de Internet. Se trata de un negocio millonario contra el que luchan desde la policía a los jueces pasando por otros organismos como alianzas antipiratería o ligas profesionales de algún deporte. El último movimiento en esta lucha lo hemos por parte de la Europol, uno de los organismos más activos en los últimos años. En esta ocasión han cerrado otro distribuidor de IPTV pirata con 30.000 clientes.

Contratar IPTV pirata es tremendamente sencillo. Además, sólo es necesario una conexión a Internet para que funcione, ya que tenemos aplicaciones para Windows, para móviles o aplicaciones IPTV para smart TV. Esto es lo que realmente preocupa a la industria audiovisual y las grandes ligas deportivas. Preocupa mucho más que el satélite pirata y otras tecnologías que siempre han sido algo más restrictivas en su alcance o requisitos.

Nueva operación de la Europol contra el IPTV pirata

La Europol asiste a los 27 Estados miembros de la Unión en su lucha contra la gran delincuencia internacional y el terrorismo, sirviendo como centro de apoyo a las operaciones policiales; eje para la información sobre actividades delictivas y centro de conocimientos policiales especializados. En su última actuación, este organismo apoyó a la Unidad de Delitos Cibernéticos de la Dirección General Búlgara de Lucha contra la Delincuencia Organizada a completar la tercera operación exitosa de Bulgaria contra distribuidores ilegales de IPTV en el último año.

iptv

Debido al alcance de esta tecnología, los clientes de la red IPTV pirata pueden estar en varias partes de Europa o del mundo. Este distribuidor en concreto tenía más de 30.000 clientes, llevándose a cabo 17 registros domiciliarios. Se confiscó una gran cantidad de documentos e información digital, imponiéndose una multa de 650.000 euros a las seis empresas involucradas en la trama.

La Coalición de Coordinación de Delitos contra la Propiedad Intelectual de Europol (IPC3) fue clave asesorando con dos expertos sobre el terrero que intercambiaron información en datos operativos en tiempo real y realizaron una verificación cruzada de información de las bases de datos de Europol.

En el vídeo adjunto a esta noticia se puede ver todo el material incautado y los servidores utilizados para dar servicio de IPTV pirata a esos más de 30.000 clientes. Todo estaba bien oculto en una sala en la que se apilaban decenas de servidores conectados a la red.