Vodafone eliminará a Huawei de las partes más sensibles de su red móvil 2G, 3G, 4G y 5G

Noticia de alcance que acaba de conocerse. Vodafone eliminará el equipamiento de Huawei del core de su red en Europa. Esto le supondrá un coste de 200 millones de euros y se trata de una decisión que llega después de que tanto el gobierno de Reino Unido como la Unión Europea hayan publicado reglas para el despliegue de redes 5G. Evidentemente, este movimiento afecta también a nuestro país y al despliegue de 5G de Vodafone que ya alcanza 15 ciudades (y que llegará a 6 más en breve, Benidorm una de ellas). Os damos todas las claves tras el salto.

El despliegue del 5G ya ha comenzado en todo el mundo y los operadores están seleccionando proveedores de equipamiento para llevarlo a cabo. Huawei está entre los más destacados, pero su veto en Estados Unidos por cuestiones de seguridad ha terminado llegando al resto del planeta de una u otra forma. Aunque en ningún territorio se ha sido tan restrictivo con la marca china como la administración de Trump, se están produciendo vetos al uso de equipamiento en ciertas partes de la red móvil.

Nick Read, CEO de Vodafone: “sacaremos a Huawei del núcleo de la red”

“Como resultado de las medidas estratégicas publicadas la semana pasada por la UE y las decisiones tomadas por el gobierno británico, hemos decidido eliminar a Huawei de la parte más sensible de nuestra red móvil”. Esto es lo que ha declarado Nick Read, CEO de Vodafone, ante los periodistas este mismo miércoles.

huawei antena prohibido usa

Esto será un proceso que tardará unos 5 años en completarse ya que no afecta únicamente al nuevo despliegue de 5G, también a la red móvil desplegada en los últimos años (2G, 3G y 4G). El coste estimado para Vodafone de eliminar a Huawei de las partes más sensibles de su red móvil es de 200 millones de euros en total.

El CEO de la operadora británica ha destacado también que en el Reino Unido ya cumplían en gran medida con las reglas aprobadas por su gobierno y que sólo es necesario intercambiar una pequeña parte del equipamiento. Otras operadoras no saldrán tan bien paradas. Por ejemplo, BT ha explicado que esto le costará 500 millones de libras en los próximos 5 años.

Sobre el posible retraso en la llegada del 5G de forma masiva, desde Vodafone advierten que esto podría retrasar el lanzamiento de la tecnología entre 2 y 5 años, además de poder provocar un aumento de precios para los clientes. Finalmente, no creen que esta limitación sea la solución a los miedos al posible espionaje de China a través de las redes móviles.