Una de las grandes novedades de WhatsApp en 2020 se pospone de forma indefinida

WhatsApp es una bendición y a su vez una condena para Facebook. A pesar de ser una de las apps más usadas del mundo, monetizar su uso es realmente difícil para Facebook. Aunque pueden comerciar con los datos de uso para mostrar anuncios en otras plataformas, en la propia WhatsApp no los muestran. Ahora, se han dado por vencidos en esa vía de monetización.

Facebook disuelve el grupo que iba a meter anuncios en WhatsApp

Así lo ha desvelado el Wall Street Journal, después de que los creadores de la aplicación, Jan Koum y Brian Acton, se fueran hace más de año y medio después se conocer los planes que tenía Facebook de poner publicidad en la app. Para buscar las mejores vías de monetización, Facebook contaba con un grupo de personas dedicados a ver cuáles eran las mejores vías que podían usar. Finalmente, el grupo ha sido disuelto y todo el código que han introducido en la app ha sido borrado.

whatsapp anuncios novedad

WhatsApp inicialmente generaba dinero con la suscripción anual de 1 euro, pero además de las controvertidas renovaciones gratuitas, la app pasó a ser gratis cuando Telegram empezó a quitarle usuarios. Desde entonces, Facebook ha intentado encontrar maneras de rentabilizar la adquisición por 22.000 millones de dólares de WhatsApp. Los anuncios es la vía más rápida y sencilla, ya que en el tercer trimestre de 2019, el 98% de los ingresos de Facebook vino por los anuncios.

Los rumores apuntaban a que Facebook iba a mostrar anuncios en los Estados, similares a los que hay en Instagram. Aunque puede que en el futuro los introduzcan, actualmente están centrados en ganar dinero a través de WhatsApp Business, donde las empresas pagan por tener la ventaja de poder hablar directamente con los clientes por la app. Esta opción es cada vez más popular en países en vías de desarrollo donde la atención al cliente de muchas empresas no tiene múltiples vías como sí tiene en España. Además, las empresas pueden mostrar catálogos en la app y pueden enviar a los usuarios desde Facebook e Instagram para comunicarse más fácilmente.

La compañía probará otras vías de monetización

Los creadores de la app cambiaron las condiciones del servicio en 2016 para blindar la app ante la posible introducción de anuncios, intentando crear más problemas para Facebook si decidían poner anuncios en la app. Si deciden cambiar las condiciones, 1.500 millones de usuarios de la app tendrían que aceptar las nuevas, y verían que los cambios se han hecho para mostrar anuncios.

Otra vía de monetización que han probado ha estado relacionada con los pagos en India con WhatsApp Pay, una plataforma parecida a Bizum que permitiría a los usuarios enviarse dinero entre sí, y cobrar una comisión cuando el dinero se saque de la plataforma.

Así, de momento Facebook abandona cualquier vía de monetización que implique mostrar anuncios a los usuarios, pero eso no implica que en el futuro no vayan a hacerlo. Al fin y al cabo, la compañía sigue ganando dinero y no para de crecer en bolsa, donde ha aumentado un 50% su valor en los últimos 12 meses.