Apuntan a una fusión entre Orange y Deutsche Telekom

Operadores

Las grandes operadoras europeas siempre han defendido la consolidación del sector de las telecomunicaciones para competir de manera más eficiente contra los gigantes americanos y asiáticos. Sin embargo, en los últimos tiempos ha vuelto a aumentar el número de competidores en el mercado tras producirse algunas operaciones significativas como la compra de ONO por parte de Vodafone o la de Jazztel por parte de Orange. Ahora, desde Alemania apuntan a una fusión entre Orange y Deutsche Telekom que podría cambiar muchas cosas en el mercado telco europeo.

El diario alemán Handelsblatt ha publicado haces unos minutos que Deutsche Telekom explora la fusión con su rival francés Orange. Las negociaciones todavía estarían en una fase muy temprana y ninguna de las operadoras ha querido comentar nada al respecto. Eso sí, las dimensiones de la empresa resultante serían considerables, mejorando todavía más la posición de los alemanes como líderes europeos.

Posible fusión entre Orange y Deutsche Telekom

La colaboración entre Orange y Deutsche Telekom no es algo nuevo para estas compañías de telecomunicaciones. En primer lugar, hace unos años que comenzaron a comprar de forma conjunta equipos e infraestructura para conseguir precios más bajos. En segundo lugar, han lanzado un altavoz inteligente desarrollado de forma conjunta. En Orange se conoce como Djingo y en DT como Hallo Magenta. En tercer lugar, los alemanes han conseguido un acuerdo para acceder a la red de fibra óptica de Orange en Polonia.

orange

Ambas empresas se beneficiarían de una fusión con unas sinergias realmente considerables. Además, ambas tienen posiciones importantes en los países en los que operan y tienen experiencia en trabajar con su contraria. En caso de producirse una fusión, no se haría mediante una compra clásica sino con un intercambio de acciones.

El problema de esta fusión está en el tema regulatorio de competencia y político. Según apunta el diario alemán, Orange es la única opción de consolidación para Deutsche Telekom ya que las otras dos grandes operadoras, Telefónica y Vodafone, son sus rivales en el mercado alemán y sería imposible autorizar esta operación.

Que sea la única opción no implica que sea sencillo. El gobierno francés tiene parte de las acciones de la compañía y parecía muy extraño que permitiera a la empresa salir del país. En Alemania también tienen sus reservas y no quieren que se repita el caso del fabricante Airbus que ahora mismo tiene su centro de operaciones en Toulouse.

En caso de convencer a los gobiernos locales, todavía queda enfrentarse a la Comisión Europea y su organismo de regulación de la competencia. También parece complicado que autorice la fusión entre dos de los gigantes del mercado.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > handelsblatt