Lluvia de críticas a Google por usar HTTPS en sus DNS: ya no pueden espiarnos

Navegar por Internet es cada vez más seguro. Nuestras conexiones con las webs están protegidas en su gran mayoría por HTTPS (aunque hay algunas webs que todavía no han dado el salto). Además, tanto Chrome como Firefox han implementado recientemente DNS-over-HTTPS, que ya impedirá incluso a nuestro operador saber las webs que visitamos.

Google recibe críticas por hacer nuestra conexión más segura

Hasta ahora, nuestro operador podía saber qué páginas web visitábamos y bloquearlas a través de sus DNS, como hacen todos los operadores españoles con The Pirate Bay, además de poder conocer nuestro historial porque son ellos los que resuelven nuestras peticiones de DNS.

google dns

Firefox implementó primero DNS-over-HTTPS, y ya recibió muchas críticas de las autoridades. Ahora, Google Chrome está pasando por lo mismo, donde afirman que esto le dará una ventaja a Google que podría afectar negativamente a la competencia, ya que dudan si estos datos pueden ser recopilados por Google con fines comerciales.

Sin embargo, parece que las autoridades antimonopolio no conocen cómo funciona el nuevo protocolo, ya que lo que hace precisamente es mejorar la privacidad de los usuarios cifrando todo el tráfico y las resoluciones de DNS. De esta forma no sólo se protege la privacidad del usuario, sino que además desaparece la posibilidad de hacer DNS spoofing.

El peligro que ven las autoridades de Estados Unidos es que los operadores se queden sin acceso a los datos de navegación de usuarios que tanto valor tienen para ellos, donde Google sí lo sabría porque son ellos quienes se encargarían de resolver las direcciones, dejando a los operadores a un lado.

Google de momento no forzará a usar sus DNS en Chrome: hacerlo iría contra la competencia

Lo que también iría en contra de la competencia es que Google implementase de manera forzada DNS por HTTPS a través de Google Chrome, sin que los operadores pudieran hacer nada por evitarlo. Lo mismo podría ocurrir con Android.

Google de momento ha afirmado que no va a obligar a nadie a cambiar las DNS y usar las de Google por defecto, ya que sólo ofrecerá esta opción a quienes usen ya las DNS de Google. Si el usuario no cambia los ajustes en su router o en su dispositivo, seguirá navegando a través de las DNS del operador. Lo único que van a hacer de momento será probar este nuevo protocolo durante este mes de octubre con un número limitado de usuarios.

Otra opción que podrían aplicar los operadores es, básicamente, implementar DNS por HTTPS ellos mismos para que los usuarios no tengan incentivos para usar las DNS de Google. Esto haría que los operadores dejasen de conocer cualquier tipo de tráfico de los usuarios, por lo que es muy improbable que decidan perder todos esos datos así como así. Además, el bloqueo de páginas web pirata por DNS desaparecerá tal y como lo conocemos, ya que el operador no puede identificar los paquetes que nos llevarían a visitar una web para bloquearla.