Dinero robado a cambio de bitcoin: el nuevo negocio de la Dark Web

Criptomonedas

La Dark Web, esa parte oscura de la Deep Web, es el lugar donde se compran y venden todo tipo de productos ilegales, entre los que suele destacar droga, medicamentos, armas y herramientas de hackeo. Ahora, una empresa ha elaborado un informe en el que muestra que ahora se está vendiendo dinero robado a cambio de bitcoin.

Dark Web: de bitcoin a dólares, y de dólares a bitcoin

Según el informe, en la Dark Web se está vendiendo dinero en efectivo en cantidades de 10.000, 5.000 y 2.5000 dólares, los cuales pueden comprarse a cambio de una tasa de entre el 10 y el 12% en bitcoins sobre el montante. A partir de ahí, el dinero puede ser recibido en una cuenta de PayPal o en una cuenta bancaria a elección del usuario. También pueden transferirse a través de Western Union.

bitcoin dark web dinero

Esto le viene muy bien a los cibercriminales, ya que pueden quitarse de encima dinero robado del cual no está teniendo posesión, y lleva todo el riesgo al que está comprando ese dinero. Esta forma de monetización del dinero robado es mucho más sencilla que tener que blanquear ese dinero para los vendedores, ya que directamente obtienen las criptomonedas que luego pueden convertir muy fácilmente a dinero fiat en portales como Coinbase, limpiando su rastro en el proceso si lo pasan a criptomonedas como Monero.

El dinero robado suele ser obtenido a través de phishing o la duplicación de tarjetas. En la Dark Web se venden datos de muchas tarjetas de crédito robadas, ya que los ladrones pueden recibir rápidamente el dinero y convertirlo a criptomonedas antes de que el afectado se dé cuenta. De esta forma, encuentran una nueva forma de monetizar todo lo que roban.

Con esto, el comprador no tiene que comprar las credenciales robadas, crear una cuenta bancaria en la que recibir el dinero, loguearse en la cuenta robada, e ir haciendo las transferencias correspondientes. Lo único que tienen que hacer ahora es recibir directamente el dinero en la cuenta que ellos quieran a cambio de una pequeña comisión, con unos bitcoins que pueden haberse obtenido de otras formas fraudulentas.

Una tarjeta de crédito robada arranca desde los 14 dólares dependiendo del saldo

La nueva tendencia empezó a ganar popularidad el año pasado, y desde entonces se ha convertido en una de las mayores ofertas de contenido ilícito en la Dark Web. El precio de una tarjeta de crédito VISA o MasterCard robada ronda entre los 5 y 12 dólares en Estados Unidos, y entre los 14 y 30 dólares en la Unión Europea.

Las tarjetas clonadas varían dependiendo del balance que tengan, costando 100 dólares una con 2.000 dólares de saldo. Las cuentas de PayPal con 500 dólares de saldo cuestan 50 dólares, mientras que con 200 dólares se pueden comprar algunas con 1.500 y hasta 4.500 dólares en ellas. A su vez, también pueden recibirse transferencias de 1.200 dólares por 120 dólares a partir de esas cuentas robadas.

En cuanto a redes sociales, comprar likes y seguidores cuesta entre 2 y 20 dólares. Los suscriptores de YouTube son el elemento más caro, con 20 dólares por 1.000, y 1 dólar por 1.000 reproducciones. Los seguidores de Instagram valen 6 dólares por 1.000, y hasta se compran miembros de grupos de Telegram por 10 dólares.

Escrito por Alberto García

Fuente > Armor