El año que viene podrás olvidarte de las contraseñas y usar tus venas como método de seguridad

Actualidad

Hace 5 años os contábamos que las venas eran la contraseña del futuro. Ahora, estamos mucho más cerca de hacer realidad lo que hace un tiempo era un simple proyecto de futuro como tantos otros que se han terminado quedando en el camino. Según hemos podido saber en las últimas horas, el año que viene podremos olvidarnos de las contraseñas y usar las venas como método de seguridad. Os contamos todo lo que sabemos de este interesante proyecto.

Los usuarios de PC podrán desbloquear y acceder a sus equipos de forma segura utilizando para ello su mano, mejor dicho, las venas de su mano. Esta es la nueva tecnología biométrica desarrollada por Hitachi en Europa. La compañía afirma incluso que será lanzada el próximo año permitiendo a los usuarios esa autenticación segura con sólo el requisito de tener una webcam para escanear sus venas.

Venas como método de seguridad

Las contraseñas parecen tener los días contados. Son varias las formas en que se intenta dotar de más seguridad y comodidad al usuario a la hora de validar su identidad en Internet. En el tema de la seguridad se ha optado por diferentes enfoques, desde añadir una capa más de seguridad con la doble autenticación hasta usar métodos biométricos como la huella dactilares o el escáner facial.

Windows Hello, la plataforma de Microsoft para llevar el acceso biométrico a su sistema operativo es cada vez más popular. En el caso de la huella dactilar o el rostro, se ha demostrado que no son sistemas perfectos. Por esa razón, algunas personas empezaron a pensar en las venas y los patrones que forman.

Desde Hitachi afirman que las vengas de los dedos forman patrones únicos que son muy difíciles de copiar al estar ubicados dentro del cuerpo. Además, no cambian con los años y tampoco funcionan en cuerpos sin vida. Esto último puede resulta chocante, pero hemos leído algunas noticias en las que se ha utilizado el dedo de un cadáver para desbloquear su teléfono móvil.

El funcionamiento de la tecnología también busca ser sencillo. El usuario tendrá que levanta su mano y colocarla frente a la webcam del ordenador. El sistema de verificación escaneará la imagen y dará acceso en caso de que los patrones de venas sean correctos. En algunos países ya se prueba este sistema como método de autenticación segura para autorizar transacciones bancarias.

Eso sí, habrá que ver cómo han solucionado el hackeo al sistema de identificación con las ventas de la mano utilizando un molde de cera. ¿Será el fin de las contraseñas o no conseguirá un éxito importante como los escáneres de huellas de los móviles?

Escrito por Claudio Valero

Fuente > zdnet