Google consigue espiar a los usuarios saltándose la RGPD, pero sin incumplirla

Software

La RGPD, GDPR por sus siglas en inglés, ha conseguido mejorar la privacidad de los usuarios e informar de los datos y el uso que hacen de ellos que hacen las grandes empresas tecnológicas de ellos. Algunas webs extranjeras ni se han molestado en implementar las medidas, y directamente bloquean a los europeos que visiten esas webs. Ahora, un popular buscador centrado en la privacidad habría descubierto a Google saltándose el reglamento.

Google habría conseguido saltarse la RGPD, pero sin incumplirla

Hablamos de Brave, el navegador web abierto centrado en la privacidad y basado en Chromium que te paga en criptomonedas por navegar. Google Chrome es uno de sus principales competidores, por lo que hay que coger con pinzas las acusaciones hasta que las autoridades se pronuncien.

google anuncios

Según Brave, Google estaría utilizando páginas web ocultas para obtener datos personales de los usuarios y a su vez revenderlos a anunciantes. Brave ha recabado la información y la ha puesto en manos de la autoridad de protección de datos de Irlanda.

Fue el Chief Policy Officer de Brave, Johnny Ryan, quien descubrió a Google usando este método después de ver cómo sus datos de navegación fueron ofrecidos en la plataforma de anuncios llamada Authorized Buyers, previamente conocida como DoubleClick, que es la mayor plataforma de venta de anuncios en tiempo real del mundo que actualmente está activa en 8,4 millones de páginas web, de las cuales se estima que unas 50.700 son españolas.

Ryan detectó, supuestamente, que Google le había identificado a él con un tracker único que a su vez le había dado a un tercero que lo registraba en una página web escondida. Esta web escondida no tiene ningún contenido, pero su URL enlaza directamente con el historial de actividad de Ryan. Después de una hora de navegación, Ryan detectó que seis páginas web distintas habían enviado su identificador a al menos ocho empresas de anuncios diferentes.

Irlanda ya está investigando si Google se ha saltado la GDPR

Tras ello, pasaron a realizar pruebas con cientos de personas, y descubrieron que, efectivamente, Google utiliza estas páginas web ocultas únicas para cada usuario para conocer su historial de navegación y compartirlo con empresas de anuncios para una mayor efectividad en los anuncios que se muestran. Las webs ocultas crean el ID, el cual asocian a la ubicación y la hora de navegación, lo cual permite a los anunciantes cotejarlos con otros perfiles que tengamos de otras plataformas.

Con esto, Google se estaría saltando la RGPD, ya que estaría enviando esta información a los anunciantes sin haber recibido el consentimiento de los usuarios. Actualmente Google está colaborando con la autoridad irlandesa para solucionar cualquier posible incumplimiento que se esté haciendo de la normativa europea, además de afirmar que ellos no envían este tipo de contenido a terceros sin tener el consentimiento previo del usuario, tal y como exige la RGPD.

Escrito por Alberto García

Fuente > Brave