Si Windows 10 hace un alto consumo de CPU, Microsoft tiene la culpa y así puedes solucionarlo

Windows 10 es un sistema operativo complejo y usado por cientos de millones de usuarios en todo el mundo, por lo que los errores son algo casi inevitable. El problema viene cuando la propia firma desarrolladora no pone los medios suficientes para evitar estos problemas, como es el caso.

Os decimos esto porque la firma con sede en Redmond parece haber enviado recientemente una actualización acumulativa para Windows 10 con algunos graves errores, incluso después de recibir comentarios negativos de sus Insiders. En concreto nos referimos a que hace un par de días la firma publicó la actualización KB4512941, todo tras pasar sólo un día de pruebas en su programa Insider.

En un principio parecía que la actualización no tenía problemas conocidos, pero parece que fue simplemente que Microsoft no puso la suficiente atención. Por tanto, como se está sabiendo ahora, varios usuarios se están quejando del alto uso de la CPU por parte del componente “SearchUI.exe” que forma parte de Cortana tras instalar el parche mencionado. De hecho los usuarios afectados afirman que “SearchUI.exe” consume por sí mismo entre el 30% y el 40% de la CPU, y a pesar de ello no responde.

Esto es algo que se ha podido ver tras instalar la KB4512941, con lo que en algunos equipos el elemento “SearchUI.exe” empieza a utilizar constantemente buena parte de la CPU del PC, lo que afecta al funcionamiento del resto de aplicaciones. De este modo y por lo que han informado algunos de los usuarios afectados por ello, parece que Cortana se está ejecutando constantemente y consume más del 35% de uso de CPU además de al menos 150 megas de memoria.

Configuración Windows 10

Así puedes resolver el excesivo consumo de recursos de la KB4512941 de Windows 10

Estos son datos que se han podido observar a través del Administrador de tareas y que ha afectado a algunos usuarios en las últimas horas. A todo esto se debe sumar el hecho de que el cuadro de búsqueda que se sitúa en el menú Inicio, deja de mostrar resultados al intentar utilizarlo.

Sin embargo lo más preocupante de todo es que al parecer los probadores de Windows Insider ya habían recogido e informado de este problema en concreto a través de sus comentarios a la propia Microsoft, pero la firma no respondió. Si recordáis, algo similar sucedió en su momento cuando también se informó de la eliminación de datos en la actualización October 2018 Update, hecho que Microsoft ignoró.

Por tanto, si sois uno de los afectados por este excesivo consumo de recursos tras instalar este parche, os recomendamos seguir los siguientes pasos. En primer lugar hacemos uso de la combinación de teclas “Win + I” para abrir la aplicación de Configuración, por lo que nos decantamos por la opción «Actualización y seguridad». A continuación nos situamos en «Ver historial de actualizaciones” para poder hacer clic en el enlace «Desinstalar actualizaciones» y seleccionar la KB4512941 para su eliminación, todo a la espera de que Microsoft lo solucione.