La UE dirá si es culpa de YouTube que puedas subir contenido pirata a la web

YouTube cuenta con potentes filtros antipiratería, los cuales detectan una gran cantidad de contenido antes de que sea subido para evitar su distribución en el caso de que haya sido pirateado. Sin embargo, hay mucho contenido que se escapa, y ahora el Tribunal de Justicia de la Unión Europea deberá determinar quien tiene la culpa de ello.

YouTube podría ser culpable del contenido pirata que se suba a la plataforma

Para detectar contenido pirata, YouTube utiliza el Content-ID, el cual se nutre del contenido que le mandan las distribuidoras a YouTube para generar huellas y compararlas con el contenido que suben los usuarios para saber si es el mismo. Este sistema ayuda a que no haya miles de personas revisando los millones de horas que se suben cada día a la plataforma. Es imposible llevar un control perfecto.

youtube contenido pirata

Sin embargo, algunos propietarios de derechos de autor creen que este sistema no es suficiente, entre los que se encuentran el canal austríaco Puls 4. El verano pasado, un tribunal determinó que YouTube podía ser culpable de las infracciones de copyright de los usuarios, donde la plataforma no se veía como un mero intermediario y tendría que hacer más para prevenir que los usuarios subieran ese contenido.

Sin embargo, el Tribunal Regional Superior de Viena determinó lo contrario: que YouTube no tiene un papel activo en la distribución del contenido pirateado, sino que la búsqueda y categorización del contenido es parte de su funcionamiento normal. Por ello, Puls4 decidió llevar el caso ante el Tribunal Supremo de Austria, que a su vez ha solicitado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea que tome una decisión final al respecto.

Puls4 cree que la ley europea les favorece

Entre las preguntas que la UE tendrá que responder se encuentran si, bajo el artículo 14 de la Directiva del Comercio Electrónico del año 2000, la plataforma de vídeo está tomando un papel activo en la facilitación del contenido pirateado cuando categoriza vídeos o hace sugerencias al respecto.

Otra de las preguntas engloba a los artículos 12, 13 y 14 de la misma directiva, y piden una clarificación sobre si estos artículos eximen a las plataformas de vídeos de cualquier tipo de culpabilidad incluso si su actividad es vista como una comunicación al público del contenido.

Por último, también quieren saber si una orden judicial ordenada por el tribunal austríaco es sólo aplicable si un proveedor de contenidos tiene conocimiento de las infracciones que han sido confirmadas por ese tribunal. Esto es importante porque implica que ha de determinarse si el contenido pirata ha de eliminarse por los metadatos, o si ha de buscarse específicamente contenido pirateado. En el caso de Puls4, los filtros de YouTube no detectaron ninguna infracción.

Por ello, esta decisión será muy importante para determinar si los intermediarios o terceros que lleven plataformas de streaming son o no culpables de facilitar la piratería. Puls4 cree que la ley de la UE les protegerá, además de que la nueva directiva de copyright les ayudará.