Detenidos dos grupos de ciberdelincuentes que robaban datos bancarios y de tarjetas de crédito

Actualidad

Una de las obsesiones de los grupos de ciberdelincuentes es conseguir datos personales, datos bancarios y, especialmente, tarjetas de crédito. Para ello, son capaces de utilizar cualquier treta, aunque se ha demostrado que una especialmente eficaz es el phishing, es decir, replicar el aspecto de webs legítimas o correos electrónicos que luego nos envían a páginas maliciosas que sólo quieren nuestros datos. Por suerte, la Policía Nacional desmantela en Barcelona dos grupos de ciberdelincuentes que robaban datos bancarios y de tarjetas de crédito.

Agentes de la Policía Nacional han conseguido desmantelar dos tramas de ciberdelincuentes asentadas en las comarcas del Maresme y del Vallès Oriental (Barcelona) en dos operaciones distintas, pero con mucho en común. En total, se han detenido a 25 personas y se han detectado más de 60 víctimas de sus estafas. Según explican las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, estaban especializados en phishing y carding. Con ello, obtenían datos bancarios y numeraciones de las tarjetas de crédito para realizar comprar fraudulentas.

Ciberdelincuentes detenidos por robar datos bancarios y de tarjetas de crédito

Empezando por parte, la primera operación luchaba contra una organización criminal que operaba desde la localidad de Mataró y que estaba dedicada a cometer estafas bancarias a través de Internet, utilizando para ello el SPAM masivo de correos electrónicos que suplantaban la identidad de las entidades bancarias.

De esta forma, intentaban captar potenciales víctimas. En el mensaje de email se informaba de una incidencia grave en su cuenta. Se le invitaba también a visitar una web que simulaba ser el banco dónde debía introducir las claves de operaciones de acceso a la banca online. Con este engaño conseguían hacerse con las credenciales de acceso de muchos usuarios, enviando dinero a cajeros que luego otros se ocupaban de retirar.

La segunda operación era diferente, ya que estaba formada principalmente por menores de edad de varias nacionalidades. En primer lugar, se las ingeniaban para conseguir los números de las tarjetas mediante phishing. En segundo lugar, revendían a los colaboradores los números para realizar operaciones fraudulentas. En un tercer nivel de la organización, otras personas recibían las compras.

Todo se intentaba hacer desde la red anónima Tor, utilizando documentos de identidad robados para crear perfiles falsos. En total, la policía ha identificado y arrestado a 15 personas como presuntos autores de los delitos de estafa, revelación de secretos y pertenencia a grupo criminal. En total, casi 70 afectados, aunque la investigación sigue abierta y podrían ser muchos más.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > ADSLZone