De plano a puro: así son los negros realmente negros de un televisor QLED

QLED es una tecnología de pantalla, diferente al LCD y al OLED; pero que combina lo mejor de ambas. Se basa en Quantum dots, que son ‘puntos cuánticos’, y es la que forma parte de los televisores Samsung QLED 8K. En esta tecnología de pantalla no existe la capa de fósforo que cubriría los LEDs azules, lo que proporciona un azul mucho más puro; y no existen tonalidades parásitas porque cada Quantum dot emite un color específico. Pero hay mucho más en esta tecnología.

Las características anteriores, específicas de la tecnología QLED y presentes en los televisores Samsung QLED 8K, hacen que los colores sean mucho más intensos y fidedignos. La precisión de este tipo de pantalla, en cuanto al color, está muy por encima de las tecnologías alternativas. No obstante, en la composición de una imagen, que en este caso están conformadas por 33 millones de píxeles, también es fundamental la calidad del negro para una óptima experiencia de visualización con cualquier tipo de contenido.

samsung qled

Negro plano y negro puro: así funciona la tecnología Direct Full Array en los televisores Samsung QLED 8K

El color es fundamental para que la experiencia de visualización de contenidos en una pantalla sea correcta, pero la reproducción de negros también lo es. En este sentido, hay que diferenciar entre dos tipos de negros. Sí, igual que el blanco, en la reproducción de color a nivel digital, el negro tiene matices. Podemos diferenciar entre el negro plano y el negro puro como dos grandes grupos en los que caben todos estos matices.

samsung qled

El negro plano es, en realidad, una representación imprecisa del negro y que cualquier usuario, viéndolo de forma aislada, denominaría gris. Y se da, en el caso de los televisores, cuando el sistema de retroiluminación no es capaz de apagar una zona por completo, o aislar la iluminación de los píxeles que están representando color. Y el negro puro es la tonalidad pretendida, un negro representado de forma precisa. Es el que garantiza una óptima calidad de imagen.

samsung qled

Y en los televisores Samsung QLED 8K contamos con la tecnología Direct Full Array Elite, que se encarga específicamente de analizar cada escena, una a una, para controlar la iluminación trasera de la pantalla de forma precisa, proporcionando la máxima profundidad a los detalles de cada zona. Las escenas oscuras son más oscuras porque se logran negros puros; y la visualización es óptima desde cualquier ángulo gracias a Ultra Viewing Angle. Otra tecnología, en este caso encargada de optimizar la difusión de la luz, gracias a un recubrimiento de aleación metálica en los Quantum dots.

En definitiva, tenemos colores más vivos, intensos y fieles a la realidad. Y también negros puros que aumentan de forma significativa la calidad de imagen en las escenas oscuras. Y podemos disfrutar todo esto de la misma manera desde cualquier ángulo. Y, por si todo eso fuera poco, contamos con HDR con un brillo de hasta 5.000 Nits con un mayor rango de luminosidad y contraste. HDR 5000 hace que, en los televisores Samsung QLED 8K, los negros sean más puros y los blancos más intensos.