Un virus creado por un chico de 14 años infecta miles de dispositivos

Virus

El Internet de las cosas se está descubriendo como una red de dispositivos tremendamente vulnerables a ataques. En los últimos años hemos conocido varios ataques masivos contra este tipo de dispositivos que incluso se están utilizando como una botnet para otros menesteres aún más preocupantes. Ahora, acabamos de conocer más sobre la nueva amenaza Silex, el virus creado por un adolescente de 14 años que infecta miles de dispositivos y que podría ser el próxima gran quebradero de cabeza de los usuarios.

En las últimas horas se ha destapado la existencia de un nuevo malware bautizado como Silex que busca atacar miles de dispositivos del llamado Internet de las cosas o IoT por sus siglas en inglés. El virus ha sido desarrollado por una adolescente europeo de 14 años apodado como Light Leafon y está basado en otro malware conocido como BrickerBot, que también hizo de las suyas con dispositivos del Internet de las cosas allá por 2017.

Silex, el virus creado por un adolescente que infecta miles de dispositivos

El malware ya ha sido capaz de infectar a unos 2.000 dispositivos del Internet de las cosas en todo el mundo en cuestión de horas. El problema es que sigue funcionando en el momento de escribir este artículo, por lo que la cifra aumenta con el paso de los minutos y podrían ser muchos miles más en unos días.

Internet de las Cosas

El funcionamiento del malware es bastante “simple” ya que aprovecha el acceso a los dispositivos utilizando las credenciales por defecto. Como sabemos, uno de los problemas de cámaras y otros dispositivos del Internet de las cosas es que están protegidos por contraseñas por defecto del estilo de 1245 y similares.

Una vez que el virus consigue acceso al dispositivo se dedica a borrar su memoria de almacenamiento, cambia la configuración de las reglas del firewall y elimina toda la configuración de red del mismo. El usuario no tiene más remedio que reinstalar el firmware del dispositivo para que este vuelva a funcionar.

El problema de esto es que muchos usuarios no tienen los conocimientos suficientes para realizar este proceso, lo que implica que muchos de estos dispositivos acabarán en la basura al haber dejado de funcionar de la noche a la mañana. Confundir un fallo de hardware con un ataque contra el software del dispositivo es algo normal.

Además, el responsable del malware, que lo empezó como “una broma”, no descarta seguir añadiéndole funcionalidades, lo que lo haría mucho más peligroso y con unas capacidades mucho más preocupantes a la hora de protegernos.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > fossbytes