Un nuevo fallo hace que Windows 10 se apague más lento: la culpa es de los cables

Software

Microsoft suele parchear y mejorar su sistema operativo a través de actualizaciones, las cuales en algunas ocasiones hacen el efecto contrario: rompen algo que estaba bien. Ahora, han descubierto que han introducido un fallo en Windows 10 Octobeer 2019 Update (1809) que hace que el ordenador se apague más lento.

Si conectas o desconectas algo por USB C, el ordenador se apaga más lento

El fallo radica en el USB Type-C Connector System Software Interface (UCSI), cuya implementación en el sistema operativo genera que el sistema se ralentice durante el proceso de apagado. El fallo hace que, si conectas o desconectas un dispositivo USB Tipo C al PC, ya sea un dock lleno de cables (algo necesario en portátiles ligeros), un cargador o un pendrive, mientras el PC se está apagando, el proceso llegará a tardar más de un minuto de lo normal.

portatiles usb c

El fallo no aparece si no se conecta o desconecta ningún dispositivo en el proceso de apagado, y si después de volver a encender el ordenador lo apagamos, este proceso se realizará a la velocidad normal.

Microsoft se ha pronunciado sobre el fallo, y ha dicho que no causa problemas con la funcionalidad del dispositivo conectado, donde por ejemplo en un pendrive no se borran archivos al desconectarlo durante este proceso.

El fallo fue descubierto por un ingeniero de Microsoft de manera interna hace unas dos semanas, y no se sabe cuánto tiempo llevaba presente en el sistema operativo. Tampoco se ha confirmado que el fallo siga presente en May 2019 Update (19H1), por lo que os recomendamos tener cuidado si estáis utilizando una versión más reciente del sistema operativo, y que desconectéis todo lo que queráis desconectar antes de apagar el ordenador. Microsoft no ha dado una fecha sobre cuándo esperan tener solucionado el fallo en Windows 10, pero si realmente el fallo no está presente en May 2019 Update, os recomendamos entonces actualizar a esta versión.

Windows 10 May 2019 Update también genera nuevos fallos

Si tienes un Surface Book 2, la última actualización de Windows 10 también está generando problemas con la tarjeta gráfica de estos portátiles. En concreto, el modelo que tiene una NVIDIA GTX 1060 es el que está experimentando problemas, donde la tarjeta gráfica se desconecta continuamente. Mientras que con el USB la solución actual es actualizar a la última versión, con este fallo de la GPU la única solución es volver a la versión anterior del sistema operativo.

Escrito por Alberto García

Fuente > Bleeping Computer