Seguridad y privacidad: lo que no podrán hacer las extensiones de Chrome a partir del mes que viene

Software

Las extensiones son esos añadidos que podemos instalar en nuestros navegadores para conferirles capacidades que nunca ha tenido. Desde hace tiempo son básicas para millones de personas, pero también motivo de quejas por ser aprovechadas para realizar ataques, robar datos o colar publicidad al usuario. Para reforzar la protección de los usuarios, Google lanzará el mes que viene un nuevo “contrato” de todo lo que lo que no podrán hacer las extensiones del navegador en lo que se conoce como Manifest V3.

Nuestros compañeros de RedesZone nos dan todos los detalles sobre la llegada de Manifest V3 a Google Chrome. En este caso, la idea del gigante de Internet es acabar con esos desarrolladores que abusan de las extensiones para engañar, atacar, espiar o recopilar datos de millones de usuarios. Estos desarrolladores suelen camuflar en extensiones aparentemente legales sus herramientas maliciosas, algo que debería dejar de suceder con las novedades que llegan a finales del mes que viene.

Manifest V3, nuevos límites de las extensiones de Chrome

Los desarrolladores de extensiones para Google Chrome deben “manifestar” en un fichero los permisos que utilizan sus extensiones para que los usuarios tengan claros a qué áreas del navegador podrán acceder. Aunque esto no permite a Google restringir los permisos, sí es informativo para los usuarios que se enteran de ello en el momento de instalar la extensión en cuestión.

Para evitar el abuso de los permisos y que algunos desarrolladores cuelen extensiones con fines ocultos, Google va a reforzar la seguridad con un nuevo “manifiesto” a finales del mes que viene que ya se conoce como Manifest V3. A grandes rasgos, este será mucho más restrictivo para los desarrolladores y beneficiará enormemente al usuario.

A principios de año conocimos un borrador de este Manifest V3, pero ahora estamos a semanas de su entrada en vigor. Entre las cosas más polémicas que bloqueará está la API webRequest utilizada principalmente por los bloqueadores de publicidad y de contenido en general. A partir de ahora, deberán confiar en declarativeNetRequest que limita los filtros y que estará bajo el control de Google.

Por el momento, no es posible probar el nuevo Manifest V3, pero todo apunta a que la próxima versión Canary de Google Chrome lo tendrá en breve. A los usuarios de la rama estable no les llegará hasta principios de 2020, siendo opcional en un primer momento.

¿Qué os parece que Google endurezca el uso de permisos en el navegador Google Chrome?

Escrito por Claudio Valero

Fuente > ADSLZone