Toda la innovación en el Kirin 980, un chipset para la Inteligencia Artificial

El teléfono inteligente es cada vez más parecido al ordenador; o más bien, están cada vez más cerca. La potencia que puede garantizar un procesador de un smartphone de última generación en la gama alta era impensable hace solo algunos años, y con el Huawei P30 se ha dado otro importante salto hacia el frente. En él, Huawei ha introducido el chipset HiSIlicon Kirin 980 con una CPU de ocho núcleos y, además, con doble NPU para todas las funciones de Inteligencia Artificial, que no son pocas.

Los nuevos Huawei P30 han estrenado el chipset HiSilicon Kirin 980, que ha colocado a Huawei como referencia en el sector. ¿Por qué? Porque la marca ha sido la primera en introducir un SoC de 7 nanómetros, un proceso de fabricación con mayor densidad de transistores, que no solo puede ofrecer más potencia sino además un consumo energético más avanzado. Como comentábamos, cuenta con una CPU con ocho núcleos, pero además ofrece también doble NPU para el sistema de Inteligencia Artificial más avanzado. Frente al Snapdragon 845 de Qualcomm, que es el que encontramos en la mayoría de terminales de gama alta Android del pasado año, nos ofrece un 22% más de velocidad.

Así son los Huawei P30 por dentro: máxima potencia gracias al HiSilicon Kirin 980 de última generación

El HiSilicon Kirin 980 tiene dos núcleos Cortex A76 a 2,6 GHz que prestan el máximo rendimiento y otros dos núcleos iguales, pero a 1,92 GHz, con equilibrio entre prestaciones y eficiencia energética. Y además de estos cuatro núcleos Cortex A76, a frecuencias de reloj máximas diferenciadas, hay otros cuatro núcleos Cortex A55 en la CPU que rinden a 1,8 GHz como frecuencia de reloj máxima para las tareas que menor potencia requieren y que mayor ahorro energético pueden ofrecer. Junto a esta CPU hay una GPU ARM Mali-G76 MP10 que es nada menos que un 46% más potente que la del año anterior.

A nivel de conectividad tenemos un módem 4G LTE Cat. 21 que alcanza hasta los 1,4 Gbps como velocidad de descarga máxima y, como ya avanzábamos, una doble NPU que se encarga de las tareas relativas a la Inteligencia Artificial.

¿Cómo es el procesador del resto de móviles del mercado?

Frente al HiSilicon Kirin 980 de los nuevos Huawei P30, hay otros procesadores como el Qualcomm Snapdragon 855 o el Samsung Exynos 9820 y, por supuesto, el Apple A12 Bionic de los iPhone de última generación. Pero el hardware de Apple no es comparable por la sencilla razón de que hace funcionar iOS, y por tanto en términos de rendimiento no existen datos objetivos. Mientras tanto, el Exynos 9820 de Samsung para sus Galaxy S10 está fabricando en 8 nanómetros y con seis núcleos a 2,73 GHz como frecuencia de reloj máxima, con 4G LTE Cat. 20, una NPU y la GPY AMali-G76 MP12.

El de Qualcomm sí, es un chip de 7 nanómetros, pero igualmente con CPU de seis núcleos a 2,84 GHz como frecuencia máxima, con LTE Cat. 20 y GPU Adreno 640, aunque con la ventaja del soporte para redes 5G cuando se monta el módem Snapdragon X50. También dispone de unidad de procesamiento específico para la Inteligencia Artificial, pero en este punto Huawei destaca por la doble NPU, que es una de sus grandes innovaciones para este año en los Huawei P30. Además de los 7 nanómetros, a los que ya han llegado sus competidores con el chip de Qualcomm.