Huawei presentaba en el marco de la IFA 2018 el que sería su segundo procesador con IA incorporada, el Kirin 980. A diferencia del anterior modelo, el Kirin 970, este llega con 2 NPU (Neural Processing Unit) ¿hay algún rival similar en el mercado?

Los fabricantes de procesadores más importantes del mercado se han afanado en la búsqueda de nuevos alicientes en una gama alta de system-on-chips que ahora apuestan por integrar módems multimodo, GPUs mucho más potentes pero todo esto suele ser menos vistoso que cuando anuncian que son chips «inteligentes», o mejor dicho, que tienen Inteligencia Artificial. En este sentido, Huawei con sus Kirin se adelantó a los demás, sobre todo con el Kirin 980, su arquitectura de 7 nanómetros y su doble NPU.

Kirin 980, ¿qué tiene este chip de especial?

Haciendo un poco de repaso de este procesador para móviles, se presentaba como un chip que era un 22% más rápido que un Snapdragon 845, el más habitual en la gama alta de 2018 (y parte de 2019) dado que el Kirin sólo está presente en los principales terminales de la marca china. La tecnología de fabricacion de 7nm permitía un mejor rendimiento energético gracias a la tecnología en tres capas que ofrece:

  • 2 núcleos Cortex-A76 a 2,6 GHz de alto rendimiento.
  • 2 núcleos Cortex-A76 a 1,92 GHz en la media.
  • 4 núcleos Cortex-A55 a 1,8 GHz para tareas de baja prioridad.

Cuenta con una GPU para el procesamiento gráfico una GPU ARM Mali-G76 MP10 hasta un 46 por ciento más potente que su predecesor, y en cuanto a conectividad, Huawei también incorporaba el primer módem LTE de categoría 21 con velocidades de hasta 1,4 Gbps.

Pero si hay una característica especial en el Kirin 980 es su doble NPU o Neural Processing Unit. Destinada únicamente a cálculos relacionados con temas de IA internos, aprovecha tanto la potencia de este elemento como el procesamiento en la nube para ofrecer un procesador capaz de aprender y adelantarse a nuestras acciones.

¿Qué rivales hay en el segmento de los procesadores con IA?

Pues lo cierto es que hay poca. Empezamos con Apple, que cuenta con el A12 Bionic, pero que de partida ya tiene un handicap dado que se trata de un procesador de 6 núcleos en lugar del octa-core de Huawei. Al igual que en el caso de la compañía China, sólo lo encontramos en los iPhone, es decir, se trata de un chip propietario sólo para sus productos.

Al igual que el Kirin, el A12 tiene tecnología de 7 nm y dispone de núcleos personalizados… pero como de costumbre con Apple tenemos poca información técnica de cómo funcionan a diferencia de la transparencia de otros fabricantes. Lo cierto es que en rendimiento, dado que se combina con un software propietario como es iOS, su rendimiento está probado y mantienen el tipo en la gama alta, ya que además, montan una Neural Engine con 8 núcleos para cálculos relacionados con la IA.

samsung exynos 9820

Samsung se mantiene, aún, en los 8 nm con el Exynos 9820 Octa, que supone una mejora de un 40 por ciento aproximadamente en eficiencia respecto al anterior Exynos 9810 Octa. Con dos núcleos Mongoose M4 a 2,73 GHz, otros dos núcleos Cortex-A75 a 2,31 GHz y 4 núcleos más de tipo Cortex-A55 a 1,95 GHz. La GPU es también de origen ARM, con una Mali-G76 MP12, y Samsung integra una NPU para la IA junto a un módem LTE Cat.20.

Finalmente tenemos a Qualcomm, que ofrece el Snapdragon 855, este sí, con tecnología 7 nm y arquitectura de tres clusters. Optan por un núcleo Kryo 485 a 2,84 GHz, tres núcleos Kryo 485 a 2,31 GHz y otros cuatro núcleos Kryo 485 que funcionan a 1,78 GHz. La parte gráfica corre a cargo de una GPU Adreno 640, mientras que el módem LTE alcanza la categoría 20 y el chipset cuenta con la posibilidad de conectarse a redes 5G gracias al módem Snapdragon X50. Además, dispone del Qualcomm Artificial Intelligence Engine para potenciar la IA.