No, meter el móvil el arroz no sirve de nada si se moja

Telefonía

A pesar de que casi todos los móviles de gama alta de la actualidad tienen protección IP67 o IP68, hay una gran mayoría de terminales en el mercado que no tienen ninguna protección ante el agua. Y ahora con la llegada del verano, muchos de ellos tendrán un final funesto en el fondo de una piscina, en la playa, o en un embalse. Y meterlos en arroz no los revivirá.

Hay que extraer la máxima cantidad de agua posible del móvil, y el arroz es incluso contraproducente

Por ello, desde iFixit se han tomado la molestia en demostrar por qué meter el móvil en arroz no sirve de nada.

De hecho, pueden llegar a empeorar la situación porque, además de no absorber la humedad, pueden llegar a colarse dentro del móvil pequeñas partículas de arroz que empeoren la situación, como demuestra la siguiente imagen.

Cuando el móvil se nos cae al agua, una vez el agua entra dentro, puede generar dos problemas. El primero es un cortocircuito, que ocurre rápidamente en cuanto el agua hace de «puente» entre dos zonas que, por ejemplo, están operando a distinto voltaje. Sin embargo, a largo plazo, el agua genera corrosión si no se expulsa, por lo que puede hacer que los metales que hay en su interior se oxiden. Esta corrosión, a su vez, va desgastando los componentes y puede romper cables internos del PCB, o provocar cortocircuitos. El agua salada es aún peor, y por eso no debéis meter nunca un móvil en el mar; ni siquiera los IP68.

El agua, como ya explicamos en el artículo de «Por qué se estropea un dispositivo electrónico cuando se moja«, contiene elementos en suspensión que favorecen su conductividad. Es por ello que el agua destilada no es un buen conductor.

Cuando el móvil no enciende después de haberlo mojado, lo primero que se nos ocurre es meterlo en arroz. A las horas, es posible que al encenderlo el móvil arranque, pero la causa no ha sido meterlo en arroz, ya que éste no absorbe el agua ni la humedad del interior. Es posible que el agua se haya movido dentro del móvil, o que se haya evaporado, pero las soldaduras que hayan entrado en contacto con el agua se habrán oxidado igualmente y se estarán debilitando, tendiendo a oxidarse con el paso del tiempo hasta que el móvil deje de funcionar.

Un alto cargo de Xiaomi propuso recientemente poner el altavoz al máximo volumen para expulsar la mayor cantidad de agua del móvil. Esto es una buena idea para evitar un mayor daño, suponiendo que el móvil pueda encender. Sin embargo, no podremos expulsar el agua que haya entrado por los orificios del micrófono u otros elementos móviles, como puede ser una cámara retráctil.

De hecho, en algunos móviles puede llegar a ser más difícil expulsar el agua. Mientras que un terminal IP68 puede caer dentro de una piscina a 1,5 metros de profundidad sin problemas (incluso hasta en torno a los 2 metros), hay móviles que son «a prueba de salpicaduras» que no son resistentes a la entrada de agua mediante inmersión, pero sí tienen anillos de goma en determinadas partes del terminal que impiden su fácil expulsión.

La solución real para reparar un móvil que se nos ha mojado

Así, desde iFixit la recomendación es muy fácil. En primer lugar tenemos que secar el móvil lo más rápido posible, ya sea con toallas o camisetas. Además, tenemos que apagarlo inmediatamente para evitar que haya mayores daños. Luego, intentamos extraer la mayor cantidad de agua posible.

A partir de aquí, la situación se vuelve peliaguda, ya que lo que recomiendan es desmontar el móvil. Primero hay que mirar si la batería ha entrado en contacto con el agua. De ser así, hay que cambiarla. Luego, hay que extraer la placa base del móvil y otros componentes que hayan estado expuestos al agua para analizar daños. Lo recomendable es restregarlos con alcohol isopropílico de 90º (como el de limpieza de Mercadona). Limpiamos con el alcohol y secamos, además de que el alcohol se evapora con facilidad.

En el caso de no tener conocimientos de reparación, lo recomendable es llevarlo a una tienda para que lo hagan. De todas formas, en el momento en el que el móvil entra en contacto con el agua, la garantía queda anulada, ya que hay un chivato dentro con cruces rosas que, al mojarse, convierten todo el chivato en rosa.

También puedes dejar el móvil desmontado al aire para que se seque. Esto es mucho mejor que el arroz. De hecho, para absorber la humedad es mucho mejor poner el móvil en torno a bolsas de sílice que suelen venir en algunos productos que compramos, ya que su objetivo sí es absorber la humedad. En la web Gazelle hicieron una prueba con arroz, sílice, tierra para gatos o avena, siendo el arroz la peor forma de todas.

Escrito por Alberto García

Fuente > iFixit

Continúa leyendo
  • Luis Bosque

    Me parece que no teneis ni idea. El arroz es lo mejor de todo puesto que lo dejas y por la noche viene un chino y lo repara a cambio del arroz…

  • José Manuel Iniesta Bernal

    Cuando las baterías eran extraíbles sí que había esperanza si abrías el terminal, quitabas la batería rápidamente y luego lo secabas bien durante horas o días (incluso con el método del arroz que decís que no funciona). Ahora con las baterías que no se extraen el riesgo de cortocircuito es mucho más grande, porque hasta que consigues abrirlo puede pasar un buen rato.

  • Jorge Fernandez

    A ver es tan sencillo como lo siguiente. Si el agua llega a los transistores del circuito integrado, adiós teléfono. Si no, quizás…

  • Unai

    La vida sin arroz ya no será lo mismo, me habéis destrozado un mito y mi infancia

  • David Moreno

    Osea, que más 10 moviles resucitados con arroz y ahora llega «un experto» para decirme que no funciona….claro que si, mejor se lo llevamos a su negocio… Que triste el artículo, la web y el experto

    • anom7

      Y no crees que si no lo hubieras metido en arroz te hubiera funcionado igualmente?