Ventajas e inconvenientes de los gestores de contraseñas de Firefox y Chrome

Software

En los tiempos que corren nos podemos decantar por usar una buena cantidad de navegadores de Internet, y nuestra elección se basará en la fluidez de funcionamiento, la seguridad, su interfaz, extensiones soportadas, etc.

Sin embargo, a la espera de la aceptación que tendrá Edge Chromium en meses venideros, en estos momentos Chrome y Firefox son las dos propuestas más habituales. Pues bien, en lo que se refiere a la seguridad, sea cual sea el navegador que elijamos, en la mayoría de las ocasiones tendremos la oportunidad de almacenar las contraseñas que usemos en el propio software gracias a su gestor incorporado.

Pero claro, esto es algo de lo que la mayoría hacemos uso, pero más por comodidad y funcionalidad que por seguridad propiamente dicha. Y es que estas funciones nos van a ahorrar una buena cantidad de tiempo en las largas sesiones que hacemos con estos programas hoy día, ahora bien, quizá muchos os preguntéis hasta qué punto resulta esto conveniente, y como suele ser habitual, en gran parte se deberá al uso que nosotros como usuarios hagamos de estos gestores incorporados y las claves guardadas.

¿Son seguros los gestores de contraseñas que incluyen los navegadores?

Por ejemplo, en el caso de la propuesta más usada, Google Chrome, el programa cuenta con una plataforma desde la que podemos gestionar las contraseñas que aquí almacenamos como parte de la suite “Smart Lock”. La plataforma de contraseñas está protegida por la misma autenticación de dos factores que hemos especificado para la cuenta de usuario, mientras que el propio navegador nos permite generar contraseñas aleatorias automáticamente al registrarnos en sitios web, las que se almacenan de forma segura en la correspondiente cuenta de Google.

Password

Por su parte, la otra propuesta del sector, Mozilla Firefox, al introducir una contraseña en un sitio web el programa nos pregunta si deseamos que se recuerde, por lo que la misma se guarda en el dispositivo y estos elementos serán accesibles desde las opciones del software. De este modo logramos que al visitar el sitio de nuevo, Firefox rellene automáticamente la contraseña guardada.

Hay que tener en cuenta que por defecto Firefox guarda estas contraseñas de forma insegura en el equipo, por lo que es recomendable habilitar una contraseña maestra que se ofrece igualmente en las opciones del programa y que se solicitará antes de utilizar el administrador y entrar en una determinada plataforma de Internet.

Por tanto, como vemos los navegadores guardan estas password personales de manera segura si así lo deseamos, pero claro, siempre se podrá hackear el software como tal, por lo que nuestros datos estarán igualmente comprometidos. Por tanto, igualmente nos podemos decantar por usar gestores de contraseñas externos de terceros, aunque también es recomendable activar la autenticación de factores en las webs que lo soporten, mantener el navegador siempre actualizado, o poner una especial atención en las extensiones que instalemos en los mismos; toda precaución es poca.

Escrito por David Onieva

Fuente > ADSLZone