¿Futuro negro? Todas las series y acuerdos que Netflix ha perdido y perderá

La llegada de las plataformas de streaming supuso una vía para los usuarios de poder ver películas, series y documentales de manera legal sin tener que comprarlo físicamente ni tener que piratearlas. Netflix fue la primera plataforma que apostó por este modelo, y actualmente la fragmentación está generando graves problemas para la plataforma: la pérdida de contenido.

Desde el año pasado, la existencia de tantas plataformas de streaming está llevando a los usuarios nuevamente a la piratería. Esta fragmentación no va a hacer más que agravarse en los próximos meses y años; sobre todo con la llegada de Disney+. Disney lleva años realizando compras de grandes estudios y derechos, haciéndose con todas las películas y series del universo Marvel, además de Star Wars y Los Simpson, por lo que las pocas películas de Marvel que hay en Netflix desaparecerán, así como cualquier posibilidad de que veamos los Simpson en la plataforma algún día.

Adiós al acuerdo con CBS y Warner Bros para futuras series

El problema es aún mayor en Estados Unidos, donde Netflix tiene un catálogo mucho más amplio en lo que respecta a otras productoras. En estas últimas semanas se han hecho anuncios de contenido que va a ir perdiendo Netflix próximamente, como el más reciente de The CW.

netflix thanos

The CW está formada por CBS y Warner Bros, donde CBS ya tiene su propia plataforma de streaming, y la segunda está actualmente preparando la suya. Esta agrupación es responsable de producciones como Arrow, The Flash, Riverdale, Supergirl, Jane the Virgin y Crazy Ex-Girlfriend, las cuales se emiten actualmente en Netflix (en EEUU al menos). Sin embargo, el acuerdo realizado en 2011 y renovado en 2016, ha quedado roto, por lo que las nuevas series que producirán, como Batwoman, Nancy Drew y Katy Keene (spinoff de Riverdale, una serie muy popular en Netflix) no se verán en Netflix. Las que se emiten ahora seguirán haciéndolo hasta que acaben.

La finalización de un acuerdo como este es muy rara, ya que ambas partes se habían beneficiado mucho de él. La clave está en esos nuevos servicios de streaming, donde cada cadena va a querer promocionar el suyo propio. En el caso de que Netflix quiera tener esas series, tendrá que pujar ahora individualmente por ellas en lugar de en bloque y de manera automática como hasta ahora, donde acababan en Netflix una vez acababa la emisión de las temporadas.

The Office y Friends serán las siguientes

Otra de las compañías que confió en Netflix para promocionar su contenido vía streaming y que va a retirarlo próximamente es NBC, que han dejado caer que van a quitar The Office (versión estadounidense) de Netflix, la cual es la serie más vista actualmente en el país. Esta decisión es debida a que, nuevamente, la compañía también va a crear su propia plataforma de streaming, y el acuerdo de emisión termina en 2021.

Con respecto a Friends, propiedad de AT&T a través de Warner, Netflix estuvo a punto de perderla, pero renovó por 100 millones de dólares su emisión al menos hasta 2020. Perder ambas series es algo muy peligroso para Netflix, ya que el 49% de los usuarios respondieron en una encuesta que cancelarían su suscripción a Netflix si ambas series desaparecen. A su vez, otra encuesta reveló que el 28% de los usuarios de Netflix en Estados Unidos cancelarían su suscripción si todo el contenido de Disney desapareciera, incluyendo todo el de Marvel y Star Wars.

friends mejores series 20 minutos

Otra encuesta reveló un dato más preocupante para Netflix: el 72% del tiempo que los usuarios pasan viendo Netflix en Estados Unidos es contenido no original, la mayoría del cual es propiedad de WarnerMedia y de NBCUniversal.

A todo esto hay que sumarle que Disney contará con muchas de las series de Hulu, después de que Disney anunciase que va a tomar el control total de la plataforma tras adquirir la parte de Comcast en un contrato de miles de millones de dólares.

Con esto, tenemos que Disney, NBCUniversal, Apple y AT&T van a lanzar cuatro nuevos servicios de streaming en el próximo año, lo que hará que el mercado de este tipo de plataformas se sature aún más de lo que está actualmente. De estas cuatros plataformas sólo se espera de momento que esté disponible Disney+ en España, mientras que la de Apple también debería llegar en un futuro. En el caso de NBCUniversal y AT&T no se espera su salida de Estados Unidos, y gran parte de su contenido podría recaer en plataformas que ya están en España, o en los operadores como ya ocurre con muchas de sus series.

Por ello, no es de extrañar que Netflix esté centrándose últimamente más en producir contenido original viendo todo el contenido que va a ir desapareciendo. La plataforma apenas licencia nuevas series de otras productoras, aunque sí va añadiendo películas interesantes cada mes. Sus esfuerzos están centrados en producir contenido original, que es el que al final más se ve, y les va a durar para siempre porque es propio.

El problema es que va a ser muy difícil compensar la pérdida de contenido tan importante como The Office y Friends, aunque Netflix podría tener una solución relativamente sencilla si quisieran: producir una sitcom del estilo que marque historia como han hecho ambas.

Para 2019, Netflix invertirá 15.000 millones de dólares en contenido original, y pasará a 17.500 millones de dólares en 2020. Es la única manera que tiene que salvarse de una huida masiva de usuarios de una plataforma que empezó siendo barata y teniendo mucho contenido, pero que cada vez cuesta más dinero y va a ir teniendo menos contenido. Netflix es la plataforma de streaming más valorada del mundo y en la que todos se fijan, y con sus más de 150 millones de usuarios ha sido pionera en ideas como lanzar temporadas enteras de golpe (y en 4K), saltar automáticamente la intro, reproducir el siguiente capítulo automáticamente, o reproducir contenido sin conexión.