¿Identificar o localizar a un pirata por descargar torrent con la dirección IP? No es suficiente

La dirección IP es un número que identifica, de manera lógica y jerárquica, a una Interfaz en red (elemento de comunicación/conexión) de un dispositivo (computadora, tableta, portátil, smartphone) que utilice el protocolo IP o (Internet Protocol), que corresponde al nivel de red del modelo TCP/IP. Esa es la definición de Wikipedia para dirección IP y como vemos, en ningún momento se habla de usuario en ella. Es un número que identifica a una interfaz de red, nada más. Por esa razón, la justicia no suele aceptar la dirección IP para localizar o identificar a un usuario por descargar BitTorrent.

Los usuarios que utilizan las redes P2P BitTorrent siempre están en el ojo del huracán por parte de los grupos dedicados a la protección de los derechos de autor. La relación piratería-P2P es muy complicada de eliminar e incluso interesa a algunos que siga siendo así. Estos grupos suelen presentar denuncias basándose en las direcciones IP como evidencias. Después, piden a la justicia que obligue a los proveedores de telecomunicaciones a desvelar la identidad del usuario de esa dirección IP.

Rechazan usar la dirección IP para localizar o identificar a un usuario por descargar BitTorrent

Aunque cada vez son más los jueces que evitan condenar por piratería basándose en la dirección IP pública al descargar torrent, todavía hay algunos que siguen accediendo a pedir a los proveedores que identifiquen usuarios por este criterio. Sin embargo, acabamos de conocer que le han negado la identificación y localización de un usuario pirata con la IP a un conocido organismo que ha presentado centenares de denuncias en el pasado.

Esto ha ocurrido en Estados Unidos en una demanda contra el usuario detrás de la IP 72.28.136.217 por compartir contenido protegido en la red torrent. El juez se ha mostrado contrario a utilizar la IP para identificar o localizar a un pirata por descargar torrent. Con las palabras:

“No hay nada que vincule la ubicación de la dirección IP con la identidad de la persona que realmente descarga y visualiza los videos del demandante o y determina si esa persona vive en este distrito concreto”.

La respuesta del juez señala que sólo con la IP no se puede identificar a alguien como ya sabemos. Esta dirección IP puede ser pública de un restaurante, cafetería o centro comercial, puede ser parte de CG-NAT o incluso puede ser que alguien esté conectado ilícitamente a esa dirección IP sin saberlo el dueño legítimo. Como vemos, muchos puntos negros para permitir que la IP sirva para identificar a una persona.