Una unidad de estado sólido o SSD (Solid State Drive) es un dispositivo de almacenamiento que se basa en la utilización de memoria no volátil o memoria flash y que está sustituyendo en muchas ocasiones a los discos magnéticos de los discos duros tradicionales. A continuación, vamos a mostrar algunas de las principales ventajas de un SSD frente a un HHD y dónde podemos conectar y aprovechar un SSD además de en un PC.

Entre las principales ventajas que ofrece una unidad de estado sólido frente a un disco duro mecánico, hay que destacar las velocidades de lectura y escritura que ofrece una unidad de estado sólido. Y es que el hecho de que se eliminen los componentes mecánicos, supone un aumento de las operaciones básicas que se realizan para leer o escribir en la unidad.

Eso implica que la apertura de aplicaciones y archivos sea también mucho más rápida, mientras que, si tenemos instalado el sistema operativo en un SSD, su arranque será también más veloz.

Con el uso de un SSD, el tiempo entre fallos aumenta considerablemente, así como la seguridad de las transacciones y el borrado de archivos. Además de ofrecer un mejor rendimiento, exigen un menor consumo de energía y generación de calor. Al no contar con elementos mecánicos, el ruido que hace un SSD es prácticamente nulo.

Diferentes usos para aprovechar un SSD

Por lo tanto, siempre que busquemos mejorar el rendimiento de nuestro PC, hacer uso de un SSD es una gran solución. Pero no solo podemos usar este tipo de unidades para mejorar el rendimiento de un ordenador, ya que también hay otros usos interesantes para un SSD.

Además de para mejorar el rendimiento de un ordenador de sobremesa o portátil, también podemos usar un SSD para mejorar el rendimiento de nuestra videoconsola. De esta manera, podremos mejorar y mucho la velocidad de carga de los juegos y mejorar nuestra experiencia de uso puesto que también permite aumentar los fps en los juegos más exigentes. Puedes conocer algunas ventajas más de usar un SSD para mejorar el rendimiento de tu PS4 o Xbox desde este mismo enlace.

Sin embargo, también podemos dar otros usos a un SSD, como por ejemplo en un NAS. Eso sí, debemos ser cautos a la hora de elegir usar un SSD para NAS, ya que no tiene mucho sentido usar una unidad de estado sólido de gran velocidad en un NAS de gama baja con poca potencia puesto que no vamos a poder aprovechar la velocidad del SSD.

Si por el contrario, nuestro NAS tiene una cierta potencia, el uso de un SSD entonces puede ser una gran elección, ya que es cuando vamos a notar que el equipo va más fluido y ofrece un mejor rendimiento.

También podemos usar un SSD para grabar la TV en un SmartTV, sin embargo, dependiendo del uso que le vayamos a dar, puede que nos sea más rentable hacer uso de un HHD. Si únicamente es para hacer uso del disco como almacenamiento, quizás lo mejor será usar un disco duro convencional, pero si lo que necesitamos es mover muchos datos de forma rápida o aprovechar para realizar otro tipo de cosas, entonces mejor será hacer uso de un SSD.

Al igual que disponemos de discos duros externos, también tenemos SSD externos, que podemos hacer uso de ellos para conectarlos a cualquier dispositivo como unidad de almacenamiento extra con las ventajas que ofrece un SSD. Como en otras ocasiones, el uso de un SSD externo puede ser rentable en función del uso que le vayamos a dar.

Además de las ventajas que ya hemos mencionado de un SSD frente a un HDD, hay que decir que, en este caso, el hecho de que un SSD no disponga de componentes mecánicos, permite que podamos llevarlo todo el día de un lado para otro sin problemas, puesto que están menos expuestos a cualquier tipo de avería por este tipo de uso. 

Dónde comprar un SSD compatible con mi dispositivo

A la hora de comprar un SSD, es importante tener en cuenta que sea compatible con nuestro PC o que cuenten con las especificaciones correctas según el uso que le vayamos a dar. En este sentido, el fabricante de memorias y unidades de almacenamiento Crucial, ofrece una herramienta que nos permite encontrar fácilmente SSD compatibles con nuestro ordenador.

Además, desde el buscador de unidades de estado sólido o SSD, podemos filtrar por capacidad, rango de capacidad, factor de forma, para encontrar aquello que buscamos rápidamente. Desde el propio listado, podremos comprar el SSD que más se adapte a nuestras necesidades y presupuesto en un par de clics.

Desde la propia web del fabricante podemos encontrar una completa guía de compra para adquirir un SSD, ventajas a la hora de usar una unidad de estado sólida, incluso un sencillo manual o tutorial donde explican los pasos a seguir para instalar