Google añadirá a Chrome la posibilidad de eliminar automáticamente extensiones no permitidas

Software

Esta es una función que el gigante de las búsquedas va a añadir a uno de sus productos estrella, Chrome, a través de una nueva política de administración para el navegador que permitirá al propio software eliminar las extensiones incluidas en una lista negra.

De este modo será el propio navegador de Internet el que desinstale automáticamente las extensiones agregadas al programa anteriormente pero que hayan sido incluidas en la lista negra generada por los administradores del equipo. En estos momentos estos administradores pueden habilitar una política que ofrece la posibilidad de crear una lista negra de extensiones en Chrome, añadidos que se integran como identificaciones de extensiones individuales, por lo que una vez añadidas, se evita que los usuarios instalen estas mismas extensiones.

No cabe duda de que esta es una medida especialmente dirigida a aumentar la seguridad del programa para los usuarios menos experimentados, o tan solo para protegernos de los complementos malintencionados que se pueden integrar en el propio software. Así, para todo ello los administradores del sistema pueden descargar las plantillas de directivas de Chrome y añadirlas al editor de directivas de grupo, con lo que una vez añadidas, podrán configurar varias políticas de grupo, como la lista negra a la que os hacemos mención.

Una vez esta lista se haya activado, esta política en concreto evita que los usuarios instalen extensiones de la lista negra y las desactivará si ya están instaladas en Chrome. Sin embargo en estos momentos la política existente no elimina la extensión del equipo, razón por la cual los administradores han estado solicitando una nueva política de grupo para que Chrome elimine por completo cualquier extensión que aparezca en la lista negra para que los usuarios no tengan la posibilidad de volver a activarlas más adelante.

Google aumenta la seguridad de Chrome con la eliminación automática de ciertas extensiones

Por tanto finalmente Google está de acuerdo con esta petición y ha empezado a trabajar en una nueva política para Chrome llamada «Uninstall blacklisted extensions» que, como su propio nombre indica, se va a encargar de desinstalar todas extensiones cuyos ID hayan sido añadidos a la lista negra, pero eso no es todo, sino que además también eliminará cualquier dato del usuario asociado a las mismas.

Así, esta nueva función se encargará de eliminar las extensiones que aparecen en la lista negra de “ExtensionInstallBlacklist” y borrará todos los datos de los usuarios relacionados con ellas. De este modo, cuando la política está activada, en el caso de que la extensión ya estuviese instalada en el equipo, se eliminará de ese equipo en su totalidad.

Cabe mencionar que en principio se espera que esta funcionalidad llegue a todo el mundo en el próximo Chrome 75, versión estable que verá la luz en el mes de junio, mientras que la beta lo estará en mayo.

Escrito por David Onieva

Fuente > ADSLZone