Apple impide usar pantallas en los MacBook que no hayan salido de su fábrica

Hardware

Como todos sabréis, Apple es probablemente la compañía que menos interés tiene en que sus dispositivos sean reparables por terceros, obligando siempre que pueden a tener que pasar por su servicio técnico. Y si es fuera de garantía, mejor. Ahora, la compañía está impidiendo directamente que se usen piezas de terceros en elementos como la pantalla, a pesar de que se use un repuesto idéntico al que ellos usan y que sale de la misma fábrica que ellos lo compran.

Unos paneles originales que funcionan perfectamente ya no sirven si Apple no los valida

Apple depende principalmente de tres fabricantes para sus pantallas: BOE Technology, LG y Samsung. Dependiendo del MacBook, éste puede tener pantalla LG o Samsung con total seguridad si es anterior a 2015, y si es posterior, pasa a tener pantallas de BOE Technology, uno de los mayores fabricantes de paneles LCD para portátiles del mundo.

Sin embargo, aunque un reparador compre esas mismas pantallas a los fabricantes originales, ya no puede instalarlas en el portátil. Así lo ha revelado Louis Rossmann en uno de sus recientes vídeos. Este popular reparador de productos de Apple tiene que lidiar constantemente con este tipo de decisiones de la compañía, e incluso le han llegado a retener pedidos de baterías alegando falsificaciones por tener el logo de Apple, cuando en realidad eran baterías de segunda mano obtenidas de iPhone originales.

En este caso, Rossmann compró unos 600 paneles, modelo LP133WQ1, directamente a LG. Esa pieza es exactamente la misma que Apple le compró al fabricante para los modelos de 2013 a 2015. Esa pieza ya es difícil de obtener, pero Rossmann las compró porque es una de las que más se rompe en los ordenadores de Apple por descuido de los usuarios.

Hasta ahora, ha gastado 500 de esas pantallas, que le costaron 90 dólares cada una, en reparaciones donde los paneles funcionaban sin problema. Sin embargo, una actualización de software de macOS ha bloqueado el uso de esas pantallas, a pesar de ser un modelo idéntico. Sin embargo, si cogían una pantalla ensamblada en el marco original, ésta sí funcionaba.

Aunque el panel sea idéntico al que recibe Apple, éste no funciona

La clave está en el chip EDID que lleva la pieza (programados cuando la pantalla se usa en un modelo completo), y que solo es Apple quien puede ponérsela. Esto impide a reparadores externos poder cambiar la pantalla a partir de ahora en esos modelos antiguos, e incluso la reparación en su totalidad, ya que los reparadores no pueden acceder a la pieza completa con el marco, el logo de Apple, la antena WiFi y el chip EDID, mientras que los paneles sí pueden comprarlos nuevos y originales a fabricantes como LG.

apple macbook pantalla

Con esto, Apple pone aún más problemas para repararlos, aunque no son tan difíciles de arreglar como los nuevos MacBook Pro. Estos portátiles, como comentamos el pasado mes de octubre, cuentan con un chip T2 de cifrado que impide a nadie reparar la pantalla, la placa base, el teclado, el trackpad o la placa del Touch ID si no se tiene el Apple Service Toolkit 2: una herramienta que solo pueden tener las tiendas de Apple. Para usarla, es necesario tener una cuenta con acceso a través de Internet, siendo una especie de DRM.

Este tipo de prácticas relacionadas con el chip T2 podían tener excusa con la protección de datos, al impedir acceder al SSD soldado a la placa. Sin embargo, lo que provoca es que sea cada vez más difícil reparar los productos de Apple por parte de personas ajenas a la empresa.

Recientemente, supimos que Apple había cambiado el diseño de uno de los ribbons de la pantalla del último MacBook Pro para evitar que se rompiera a los pocos meses, y aún así obliga a los dueños a pagar 600 euros por cambiar una pantalla entera, cuando el ribbon vale apenas unos pocos euros. Este caso, conocido como Flexgate, ya está siendo solucionado de manera silenciosa, tal y como han intentado solucionar la mayoría de fallos de diseño de los MacBook, iMac y iPhone.

Escrito por Alberto García

Fuente > Louis Rossmann

Continúa leyendo
  • Felipe Lotero

    Como IBM en sus buenos tiempos… ¿acabarán igual que la división de ordenadores personales de IBM?

    • Casper smart

      Entonces se convirtió en lo que odiaba

  • Álvaro Lázaro Laín

    Típico de Apple, nada nuevo en el frente.

  • Rafa

    Por payasadas como estás hace tiempo que he dejado de usar sus productos, cada vez peores, imposibles de ampliar a futuro y cada vez más caros.

  • Max Sánchez

    Claro, tienen que tener controlado, todos sus productos, para venderlos por 4 veces su valores…

  • YoMismo

    Pues lo de siempre, hace tiempo que están bloqueando cualquier reparación fuera de su circuito.
    De todas formas los productos Apple siempre han sido muy malos en cuanto a compatibilidad con productos de terceros, ahora sube el nivel, pero vamos ya han tenido algún follón por ese problema (por llevar que es compatible con cierta tecnología y no cumplir los estándares de compatibilidad con otros dispositivos de esa tecnología).
    El que compre Apple ya debe saber que casi todo ha de ser Apple, y pasar por ellos, pero vamos si ya pagas un portátil con un sobreprecio desmedido para la configuración que ponen, ya te puedes hacer a la idea de que los componentes después baratos no te los van a poner.