La UE pasa del 5G en coches: quieren que se use WiFi

Motor

Uno de los motivos por el que más se quiere apostar por el 5G es por la gran cantidad de dispositivos que van a estar conectados a la red en todo momento gracias al Internet de las Cosas. Entre esos «dispositivos» encontramos a los coches inteligentes y autónomos, que se conectarán a la red y entre sí para obtener mejor información de la carretera. Sin embargo, ahora la UE ha decidido favorecer el WiFi en lugar del 5G para los coches.

El WiFi es mucho más limitado que el 5G para los coches inteligentes

Así lo ha determinado la Comisión Europea en su Legislación de Vehículos Conectados, donde obvian las importantes mejoras que va a suponer el 5G, y deciden optar por el estándar 802.11p. Este estándar, aprobado por el IEEE, soporta aplicaciones ITS (Intelligent Transportation Systems), que engloba el intercambio de datos entre coches en movimiento y parados, en un sistema de comunicación llamado V2X (Vehicle-to-everything). La banda que utiliza es la de los 5,9 GHz.

coche 5g

Desde la GSMA no han tardado en tirarse de los pelos al escuchar esta noticia, y han decidido instar a los Estados Miembros de la UE y al Parlamento a que rechacen estas reglas para utilizar WiFi para conectar los vehículos en la UE. El borrador de esta ley se filtró el pasado mes de octubre, donde se establecía el uso del ITS-G5 basado en WiFi.

La UE se dispara en su propio pie y legisla contra el Plan de Acción 5G

Actualmente, el Plan de Acción 5G de la UE establece que todas las rutas de transporte principales de los países miembros tienen que tener obligatoriamente cobertura 5G sin interrupciones para el año 2025. Sin embargo, en lugar de avanzar para alcanzar ese objetivo, esto puede suponer un retraso a la implementación del 5G tanto en carreteras como en ciudades, según alertó la GSMA Europe.

Desde la GSMA Europe afirman que el WiFi 802.11p es una tecnología que ya está obsoleta, y que el no apostar por el 5G puede fomentar que haya carreteras más inseguras por usar un estándar de comunicación poco extendido. De hecho, uno de los principales problemas de este estándar es su corto alcance debido a usar una frecuencia tan alta, ya que tiene una cobertura similar al WiFi de 5 GHz que tienen nuestros routers.

También alertan de que la Unión Europea perderá la carrera de ser pionera en redes 5G y en coches conectados por culpa de esta decisión, en una UE donde ya se ha perdido la carrera de ser líderes en baterías para coches eléctricos.

La siguiente aprobación de leyes para coches conectados y las redes que éstos usan se llevará a cabo dentro de tres años, lo que puede ser demasiado tarde para competir con otros países. El ITS-G5 está defendido por empresas como Volkswagen, Renault, NXP, Autotalks y Kapsch TrafficCom, pero tiene una importante limitación: que solo permite comunicarse a coches que estén cerca entre sí. Con el 5G, es posible comunicar coches entre sí desde cualquier parte del mundo, tal y como tienen los propios coches de Tesla, que tienen 3G y 4G de serie y con tráfico ilimitado.

Escrito por Alberto García

Fuente > Expansión