Registrarse con el botón de Facebook y otras 4 negligencias que cometemos en Internet

Actualidad

Casi la mitad de los españoles se loguea con Facebook, una práctica que ya sabemos que es peligrosa, pero que ahora ha sido catalogada como una de las cinco principales negligencias que cometemos en Internet y que ponen nuestros datos en riesgo. Eso es al menos lo que han desvelado desde PrivacyCloud que, además de registrarse con el botón de Facebook, han encontrado otras cuatro negligencias que los usuarios cometen con sus datos en internet. No te pierdas lo que viene a continuación para evitar cometerlas.

Sabemos que tenemos algunos hábitos en Internet que pueden ponernos en riesgo y, de hecho, nos terminan poniendo en muchas ocasiones. Sin embargo, algunos de estos incluso han sido calificados como negligencias por PrivacyCloud, una empresa dedicada al desarrollo de software y prestación de servicios para la gestión de datos personales y actividades comerciales.

Registrarse con el botón de Facebook: una negligencia en Internet

Sin duda, para esta compañía, registrarse con el botón de Facebook es una de las peores cosas que podemos hacer. Como ya sabemos, esta es una posibilidad que se ofrece desde hace unos años para, supuestamente, simplificar el registro en las páginas web. En lugar de rellenar un extenso formulario, podemos “conectar” ese registro con Facebook para recoja automáticamente algunos de nuestros datos.

facebook

Sin embargo, consideran que intentar ahorrarnos unos segundos en un registro puede terminar saliéndonos muy caro. El problema es que iniciar sesión con el botón de Facebook suele implicar dar acceso a todo el contenido registrado dentro del perfil como fotos, email o localización. Además, esto se realiza en algunas ocasiones desde webs no seguras o alojadas en otros países.

Esta es una de las negligencias en Internet, pero no la única. Esta compañía también hablar de que debemos utilizar gestores de privacidad para controlar los datos. Por otro lado, también destaca que aceptamos los acuerdos de privacidad de forma intuitiva sin leer las condiciones de uso. En este caso, sabemos por un estudio que la mayoría de los términos y condiciones de uso son incomprensibles para los adultos. Aún así, los aceptamos sin más.

Tampoco tenemos una escala sobre los datos que queremos que se conozcan o no se conozcan. Por ejemplo, es posible que nos de igual que se sepa que nos gusta una marca o un servicio, pero deberíamos ser extremadamente cautos al compartir la ubicación o número de teléfono.

Finalmente, somos bastante negligentes a la hora de pensar que no es importante proteger nuestra información en Internet. La realidad es que nuestros datos son tremendamente valiosos y pensar que desvelar aspectos como la ubicación no es importante, puede traernos consecuencias.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > ADSLZone