Las tarjetas SIM 5G ya están listas, pero ¿será necesario cambiar de SIM?

LTE

El 5G está a la vuelta de la esquina y su encendido comercial se producirá el año que viene. No obstante, ya vamos conociendo las primeras redes, ciudades con cobertura o smartphones compatibles. Por ejemplo, ayer Vodafone mostró el 5G a 1,7 Gbps y se presentó el Samsung Galaxy S10 5G. Ahora, acabamos de conocer que las tarjetas SIM 5G ya están listas y disponibles para los operadores. Eso nos hace plantearnos una duda importante: ¿será necesario cambiar de SIM para disfrutar de las redes 5G al máximo?

Gemalto acaba de anunciar la disponibilidad de la primera SIM 5G del sector de las telecomunicaciones que ha sido diseñada para la nueva generación de la telefonía móvil que ya se prueba a lo largo y ancho del mundo. Esta empresa asegura que estas nuevas tarjetas cumplen las últimas especificaciones de ETSI 3GPP y recomendaciones de SIMalliance. Ellos explican que “es la única solución con la capacidad de garantizar el acceso a la red 5G”.

Las tarjetas SIM 5G ya están listas: características y mejoras

La nueva tarjeta estará disponible en los formatos habituales físicos como MiniSIM, MicroSIM o NanoSIM, pero también en formato eSIM. Gemalto nos cuenta que además de mejoras en la privacidad de datos y roaming global de 5G sin interrupciones, es la primera con protección extendida contra el hackeo. La nueva tarjeta SIM 5G llegará a lo largo del año 2019, en principio en la segunda mitad de este.

multiSIM eSIM

Las ventajas pasan por anonimato completo de extremo a extremo de las identidades de suscriptores mediante cifrado de los datos identificatorios de incorporación, la eliminación de posibles usos indebidos y el cumplimiento con las normativas para los operadores, como GDPR.

Nada más conocer la existencia de una SIM 5G, nos ha dado por preguntarnos si será necesario cambiar de SIM para disfrutar de las redes 5G al máximo. Con la llegada del 4G nos tuvimos que asegurar de contar con tarjetas SIM compatibles, aunque en ese momento la gran mayoría de los clientes ya las tenía y sólo en contadas ocasiones se tuvo que proceder al cambio.

Ahora, hemos revisado las últimas especificaciones y existen dudas sobre si será necesario cambiar de SIM. Por ejemplo, Ericsson cree que debería ser posible seguir utilizando las SIM actuales (USIM) con las redes 5G. Eso mismo opinan desde China Mobile que aseguran que las nuevas redes 5G no requerirán cambio de SIM.

Eso sí, de forma gradual se deberán ir sustituyendo las tarjetas SIM actuales por nuevas tarjetas SIM 5, pero no por razones de que vaya o no a funcionar. La SIMalliance cree que podremos mantener las tarjetas actuales los primeros años, pero luego cambiarlas para disfrutar de ventajas como mayor seguridad, actualizaciones OTA de la SIM y mejoras de la experiencia de usuario.

Es decir, podremos conectarnos a las redes 5G con las SIM actuales si no cambia nada en los próximos meses, pero será recomendable que los operadores ofrezcan nuevas tarjetas SIM 5G para disfrutar de todos los beneficios de esta nueva generación de redes móviles.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > businesswire

Continúa leyendo
  • ADD

    Se avecina otro negocio por parte de las operadoras. ¿Quieres disfrutar de un 5G completo? Pues contrata la tarifa 5G comprando la SIM a 10€.

    • Francisco

      no les des ideas…

    • x.android

      Y las tarifas con la etiqueta 5G más caras. Algo similar pasó con el 4G.

  • x.android

    Me cuesta de creer que vaya haber tarifas moviles 5G el año que viene, 2020.

  • Angel Amaro

    Si claro, y a comprar otro móvil, y cuando llegue el 6G otro y así sucesivamente soltando pasta. Conmigo que no cuenten, me compraré otro móvil cuando el mío se caiga a pedacitos, no antes..

    • Franco Castillo

      Todos no tienen tus necesidades.

    • María G

      Yo pienso hacer lo mismo!! Menudo negocio tienen con nosotros, obligandonos a cambiar de móvil y ahora también de tarjeta cada cuatro días… Se deben creer que somos tontos…

  • sergio8o

    Esto ya es un cachondeo.

    La eSIM debería ser ya obligatoria, igual que el cargador con entreda USB-C para todas las marcas. Para los dispositivos antiguos una SIM de plástico prerrecortada NEUTRA, que actúe como una pseudo-eSIM.

    Enviar SIM físicas no sólo es un gasto logístico para los operadores, sino también una leve barrera de entrada para cambiarse de compañía.