Ya hay acuerdo para el artículo 13: el fin del Internet libre en la UE está más cerca

Actualidad

Hace casi 20 años que no se actualiza la normativa europea relativa a los derechos de autor. Y ahora, las instituciones europeas acaban de firmar un acuerdo para introducir la nueva legislación, en la que se incluyen los polémicos artículos 11 y 13, por los cuales YouTube ha protestado hasta la sociedad, Google ha hecho lo mismo y Wikipedia ha llegado a cerrar. Gigantes de la industria se han opuesto al artículo 13, tal y como está redactado, pero finalmente se ha llegado a un acuerdo sobre la directiva europea de derechos de autor y solo queda el paso final, de parte del Parlamento Europeo.

La propuesta inicial la presentó la Comisión Europea en septiembre de 2016. ‘No es todo lo que el parlamento quería lograr’, ha señalado Axel Voss, y tampoco es ‘lo que querían el Consejo y la Comisión’, pero finalmente se ha alcanzado un acuerdo. Después de un año y medio, finalmente se han cerrado los puntos en que las tres principales instituciones no estaban de acuerdo, de tal modo que se llevará a cabo la implementación de una nueva normativa de derechos de autor adaptada a la era digital, tan pronto como se apruebe según las bases de estos últimos cambios acordados. Según ha explicado Andrus Ansip, vicepresidente de la Comisión Europea, ‘se garantizarán los derechos de los usuarios, la remuneración de los creadores y las normas claras para las plataformas’.

Acuerdo por la directiva europea de derechos de autor, artículos 11 y 13 incluidos ¿cómo va a afectar esto a Internet?

Hay pequeños matices que se han introducido sobre el artículo 13, y también sobre el artículo 11, antes de llegar a un acuerdo para aprobar la nueva directiva de derechos de autor en Europa. Google News se verá afectado, como anunciaba la compañía de Mountain View a lo largo de las últimas semanas, y también YouTube en su relación con las discográficas y distribuidoras de la industria musical. Uno de los ‘matices’ introducidos tiene que ver con el artículo 11; las compañías podrán alcanzar un acuerdo de licencia con Google para que los contenidos se muestren en el buscador, pero la propia Google ya ha anunciado que no se llegará a un acuerdo con todos los editores que lo soliciten.

Por otro lado, se ha tomado la determinación de que la nueva normativa no aplicará a los enlaces; las ‘palabras indiviuales y los extractos muy breves’ no supondrán pago de ningún tipo a los autores, de tal modo que se protega ‘el ecosistema de Internet’Y en lo relativo a los ‘filtros de subida’, que afectarían a plataformas como YouTube, sí que sigue adelante que sean las plataformas las que se encarguen de controlar las infracciones de derechos de autor y se hagan responsables, en lugar de los propios usuarios que alojen estos contenidos en la red.

Fuera de toda esta nueva normativa de derechos de autor en Europa se quedan las empresas con una facturación anual inferior a 10 millones de euros, una audiencia mensual inferior a los 5 millones de visitantes únicos y tres años de antigüedad como máximo. Es decir, estas empresas no tendrán que hacerse responsables de que, en sus plataformas, se suba contenido no autorizado, protegido por derechos de autor.

Los cambios que afectarán a Internet con la aprobación de la normativa europea de derechos de autor

El último acuerdo sobre la directiva de derechos de autor introduce pequeños cambios para proteger a las pequeñas empresas, la actividad en redes sociales y, en definitiva, la libertad de expresión en Internet. En cualquier caso, sigue afectando seriamente a grandes empresas como Google y YouTube y, evidentemente, a todos sus usuarios. Las negociaciones entre Google y los medios de comunicación son urgentes, para mantener en pie la libre circulación de información y su acceso, y la plataforma de vídeo en streaming tendrá que reforzar su ‘filtro’ de subida de contenidos.

Esto, a los usuarios, les afectará –previsiblemente- con una menor libertad para alojar contenidos en la red, y con una menor disponibilidad de información. No obstante, habiéndose contemplado la posibilidad de licenciar los contenidos, será cuestión de tiempo que medios y plataformas lleguen a acuerdos para mantener, al menos de una forma parecida a la actual, la distribución de información. El canon AEDE en España es un precedente de referencia, y finalmente no llegó a buen puerto. Este artículo 13 en Europa afectará a Amazon, Google, Facebook entre otros gigantes tecnológicos, y a sus usuarios, y habiendo llegado a un acuerdo solo está pendiente su aprobación final.

El próximo paso es, sencillamente, la aprobación del Parlamento Europeo y el Consejo Europeo. Desde entonces, habrá un plazo de 24 meses para cumplir con la nueva normativa de derechos de autor en Europa.

Escrito por Carlos González

Fuente > europa