Matar Windows 7 no será sencillo: todavía lo usan el 40% de los usuarios

El pasado 14 de enero conocimos que el soporte de Windows 7 finalizaba en 1 año. Eso quiere decir que el 14 de enero de 2020, Windows 7 dejará de recibir actualizaciones de seguridad, lo que dejará expuestos a los usuarios a cualquier tipo de amenaza. El sistema operativo de Microsoft ya finalizó el soporte estándar y el año que viene finalizará el soporte extendido. El problema es que “matar” Windows 7 no será sencilla ya que, ahora mismo, implica dejar sin soporte al 40% de los usuarios de todo el mundo.

El 14 de enero de 2020 finaliza el soporte extendido de Windows ya que el estándar finalizó hace años. El soporte extendido incluye:

  • Soporte técnico de pago
  • Soporte técnico de actualizaciones de seguridad sin coste adicional
  • Las actualizaciones no relacionadas con la seguridad requieren la adquisición de soporte de revisiones extendido (se aplican cargos por corrección).

Básicamente, los usuarios de Windows 7 dejarán de tener actualizaciones de seguridad gratuitas. Además, tampoco las tendrían de pago (punto 3) ya que esto es algo reservado únicamente para empresas. Por ello, sólo les queda actualizarse a una versión más moderna del sistema operativo y Windows 10 tiene todas las papeletas.

Matar Windows 7 no será sencillo con su 40% de cuota

El gran problema para Microsoft es que la cuota de mercado de Windows 7 es del 37,19% y, lejos de reducirse, aumentó el pasado mes de enero con respecto a diciembre de 2018. Por su parte, Windows 10 también mejoró su cuota de mercado pasando del 39.22% en diciembre al 40.90% del mes pasado. Ambos son los dos sistemas operativos más utilizados del mundo.

windows 7

Ese casi 40% de usuarios de todo el mundo que todavía utilizan Windows 7 son un problema para Microsoft. Aunque la fecha del fin de soporte es algo que sabemos desde hace mucho tiempo, los de Redmond deberán sacarse un as de la manga para convencer a estos usuarios de actualizar a Windows 10.

De hecho, el otro día vimos que quizás están pensando en volver a dejar actualizar gratis a Windows 10 desde Windows 7 y 8.1 como ya hicieron durante el primer año de vida de su último sistema operativo. Sin duda, sería una buena noticia para los usuarios que ya no podrán “poner excusas” para no actualizar.