Venden copias de cientos de películas pirata y esta es la absurda razón por la que les van a «coger»

P2P

Son muchos los usuarios e internautas que con el paso de los años, a lo largo de las últimas dos décadas, han sido acusados de piratear todo tipo de contenidos a través de Internet, ya sean películas, música, libros, etc.

Por tanto no es nuevo ni sorprendente que a principios de este mes un jurado federal acusase a cinco hombres por ofrecer, supuestamente, copias de cientos de películas y series de televisión a través Internet. Estos acusados por el momento aún no han tenido la posibilidad de defenderse ante los tribunales, pero las sospechas y probablemente la razón por la que van ser finalmente declarados culpables, roza lo absurdo.

En concreto nos referimos a que el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que un gran jurado federal había acusado a cinco hombres de cuatro países por cargos relacionados con la distribución y venta de cientos de películas y series de televisión antes de su estreno oficial. Aún no se ha probado la culpabilidad de ninguno de ellos, pero muchos consideran que este podría ser uno de los mayores procesos de piratería en la historia reciente.

De hecho se alega que estos cinco hombres accedieron ilegalmente a servidores pertenecientes a las productoras y distribuidoras de las películas y series, se apoderaron de las mismas, y luego las vendieron online.

Aunque en estos instantes todavía no se ha podido probar ninguna de las acusaciones expuestas, desde la propia acusación subrayan un aspecto importante que puede ser el punto de inflexión en los tribunales, y es que los presuntos piratas utilizaron sus propias cuentas bancarias y de PayPal para buena parte de sus negocios, lo que para muchos puede sonar a absurdo. Y es que la piratería es un negocio muy arriesgado, más si hablamos de contenidos que todavía no han visto la luz, como es el caso.

Presuntos piratas utilizaron sus cuentas personales de PayPal en las ventas

En primer lugar decir que los acusados utilizaron alias en el negocio de dudosa legalidad del que os hablamos, sin embargo en lo que se refiere a los aspectos financieros, ya no tomaron tantas precauciones.

Y es que se alega que algunos de los acusados utilizaron una cuenta PayPal registrada a nombre de otro de ellos, cuenta que fue usada para aceptar pagos de las películas pirata vendidas y para pagar por el servidor donde se alojaba el contenido ilícito.

Y es que este fue un error lo suficientemente grande en sí mismo, ya que PayPal es una empresa estadounidense de fácil acceso para la acusación, por lo que igualmente se ha podido saber que otro de los acusados transfirió dinero de una cuenta bancaria personal a la de PayPal para pagar por un servidor, mientras que un año después el mismo transfirió parte de los fondos de la venta de «The Amazing SpiderMan 2» de la cuenta compartida de PayPal mencionada, a la suya propia de la misma empresa.

Estas son acciones que con el paso del tiempo se han ido repitiendo en varias ocasiones, por lo que la defensa lo va a tener un tanto complicado, aunque como decimos, de momento están en libertad en diferentes países como Emiratos Árabes Unidos o Malasia. Tan solo uno de ellos ha sido arrestado en el Reino Unido, aunque visto lo visto, es cuestión de tiempo que caiga el resto, ya que usar cuentas bancarias y de PayPal personales para vender películas de pre-lanzamiento por Internet, no es la mejor idea.

Escrito por David Onieva

Fuente > TF

Continúa leyendo
  • Luis Caballo Loco

    No estoy es contra de compartir material audiovisual. Pero sí que lo estoy, y mucho, de que se obtenga cualquier tipo de beneficio a cambio.
    Comparte lo que quieras de forma altruista. Si te vas a lucrar con el trabajo ajeno, paga por ello.

    • Saboni312

      Si tienes una pequeña tienda y te robo y regalo todos tus artículos…supongo que estarías encantado también.
      No me lucro con nada, todo altruístamente…

      • Jesus Hernandez

        En tu analogia con respecto a la pirateria, todo lo que robas sigue estando en la tienda y el dueño puede lucrar con todo lo que robaste.

        • Juan Metal

          A parte de que usted recibirá una cantidad por un canon que contrarresta las «perdidas» de dinero que la piratería ocasionó. Todo esto, sin perder su negocio ni el material.

          En resumen, es como si alguien empieza a clonar las cosas de su tienda y las regalase fuera. Teniendo en cuenta que NINGUNA productora reporta perdidas, queda claro que el negocio sale redondo.