Para Apple nunca pasa nada: ahora vende algunos iPad Pro doblados y dice que es normal

Si hay una compañía cuyos usuarios defienden a ultranza es Apple. La psicología detrás de sus productos es que, al ser tan caros, deben ser lo mejor del mercado, por lo que, si se rompen o les pasa algo malo, la culpa es del usuario y no de ellos. Sin embargo, con casos como los que están ocurriendo con los iPad Pro de 2018 vemos que la compañía piensa directamente que sus usuarios son muy poco inteligentes.

Los iPad Pro de 2018 se doblan muy fácil, e incluso vienen doblados de fábrica

Hace un mes, JerryRigEverything hizo una prueba de resistencia del iPad Pro, y los resultados no podrían ser más nefastos: el iPad Pro de 2018 se dobla como si estuviese hecho de plastilina y se parte con suma facilidad. Esta no es la primera vez que uno de los dispositivos de Apple ha fallado en su resistencia, ya que muchos recordaréis los problemas estructurales del iPhone 6 Plus, que también se doblaba con facilidad.

Apple iPad Pro 2018 doblado

Esto hace que echar el iPad Pro en una mochila donde pueda recibir presión de libros o contenido con peso suponga doblarla con facilidad. Y por si fuera poco, el iPad Pro es tan débil que la propia Apple afirma que es perfectamente normal que cuando estés desempaquetándolo, te lo encuentres doblado de fábrica.

Según afirma Apple, “que algunos iPad Pro estén siendo distribuidos con una pequeña curvatura en el chasis es un efecto secundario del proceso de fabricación, y no debería acentuarse con el tiempo ni tampoco debería afectar negativamente al rendimiento”. Como siempre ocurre, Apple no considera que esto sea un defecto.

De hecho, un redactor de The Verge solicitó un cambio en su tienda, y le dieron otro que exhibía el mismo problema recién sacado de la caja. Si estás en la misma situación y lo has comprado hace menos de 30 días, puedes solicitar devolución o cambio por otra unidad. Fuera de esta política no está claro si Apple lo considera un defecto tan grande como para cubrirlo por garantía, aunque en principio no lo estaría.

El fallo no está considerado como defecto de fábrica por parte de Apple a pesar de serlo

La curvatura se produce durante el proceso de enfriamiento de los componentes de plástico y metal en la fábrica. Tanto el modelo de 11 como el de 12,9 pulgadas están afectados por ello, a pesar de su elevado precio base de entre 879 y hasta 2.099 euros para la versión LTE de 1 TB.

Apple se ha visto obligada a responder después de que en las redes hayan aparecido numerosas quejas con respecto a esa pequeña curvatura que están presentando los iPad Pro sin haber recibido un mal trato por parte de los usuarios.

El fallo parece ser más pronunciado en el modelo LTE, que cuenta con una tira de plástico para la cobertura que rompe la zona de aluminio. A pesar de ello, el modelo WiFi también está experimentando estos fallos. De momento, la tasa de devoluciones del iPad Pro coincide con la de modelos anteriores, y no se están experimentando fallos de hardware asociados como sí pasó con el iPhone 6, donde la pantalla de los que se doblaban podía dejar de funcionar.