Xiaomi lanza una nueva taza de váter con chorros e… ¿inteligencia artificial?

Xiaomi lanza una nueva taza de váter con chorros e… ¿inteligencia artificial?

Alberto García

Xiaomi ya tenía a la venta en China tres modelos de tazas de váter, algunos de ellos con WiFi para poder programarla por el móvil para que la taza estuviera caliente cuando fuéramos a sentarnos, además de poder cargar un perfil personalizado para el tipo de chorro e intensidad. Ahora, han lanzado un cuarto modelo que incluye inteligencia artificial.

Taza de vater inteligente: Xiaomi le mete IA a cualquier cosa

Esta IA tiene detrás la Xiao AI, su software de inteligencia artificial. El uso principal que tiene esta IA es sencillo: poder controlar la taza del váter por voz. Gracias a esto, no es necesario tocar los botones ni tener que tener el móvil a mano para poder cambiar sus ajustes. Además de controlar el váter y conectarse por WiFi, podemos controlar otros aparatos inteligentes del hogar.

Cuando te sientas, si llevas la Mi Band puesta, identificará qué usuario eres y cambiará los ajustes personalizados de cada uno. Además, la taza puede usarse como asistente de voz en cualquier momento que estemos en el baño para preguntar por cosas como el tiempo que hace fuera.

El asiento cuenta con un diseño curvo para hacer más agradable el estar sentado durante largos periodos de tiempo. Sin embargo, también tiene un sistema de alerta que nos avisa si estamos más de 30 minutos sentados en él, donde la taza emitirá un pitido y también una notificación en el móvil.

166 euros por una de las tazas de vater más avanzadas del mercado

La taza también cuenta con un sistema de perfumado que incluye protección antibacteriana del 99,9% ante E. coli y Staphylococcus aureus, y evita la contaminación del aire. Es posible programar el desinfectado para que se haga por la noche. La taza cuenta también con protección IPX4, por lo que no hay preocupación por salpicaduras de agua ni problemas con la humedad.

El chorro cuenta con varios niveles de intensidad, además de estar recubierto de nano-cerámica. Gracias a ello, repele el agua y la suciedad, esterilizándose hasta un 99,9% para evitar la presencia de bacterias. El propio agua que sale del chorro también está esterilizada gracias a una membrana de polietileno que filtra partículas más grandes de 0,1 micras. La temperatura del agua se puede ajustar entre 5 y 35 grados, con 3 ajustes de intensidad de limpieza.

Como ocurre con este tipo de tazas, es necesaria una instalación independiente de agua, así como también un enchufe para la corriente. La potencia de consumo es de 1010 vatios a condiciones estándar (aire a 20 ºC, agua a 15ºC, presión de agua 0,2 MPa, temperatura del asiento en la más alta. La taza pesa 3,6 kg, y tiene WiFi N de 2,4 GHz.

El precio de la taza con IA de Xiaomi es de 1299 RMB, unos 166 euros al cambio. Estará a la venta el próximo 26 de diciembre.