Derogado el impuesto al sol: el autoconsumo vuelve a ser gratuito

Derogado el impuesto al sol: el autoconsumo vuelve a ser gratuito

Alberto García

El 9 de octubre de 2015, un viernes como hoy, el gobierno del PP aprobó el que fue llamado impuesto al sol. Este impuesto gravaba el autoconsumo de energía a través de paneles solares fotovoltaicos. Todos los miembros de la oposición se comprometieron a derogarlo, y finalmente así ha ocurrido cuatro meses después de que el PSOE llegase al gobierno a través de un Real Decreto Ley que entrará en vigor mañana cuando se publique en el BOE.

El impuesto al sol dice adiós: el gobierno lo ha derogado hoy

Por culpa de este impuesto que ha estado vigente casi tres años, los usuarios que pusieran paneles solares tenían que conectarse a la red eléctrica y pagar peajes en la mayoría de los casos, con el objetivo de no perjudicar a las empresas energéticas por el servicio de respaldo que ellas ofrecen cuando las instalaciones eléctricas de los consumidores son insuficientes.

instalando panel solar impuesto al sol

A partir de ahora no habrá ningún peaje ni cargo, ya sea individual o compartido, lo cual sólo estaba permitido actualmente para instalaciones de menos de 10 kilovatios, así como aquellas ubicadas en Canarias, Ceuta y Melilla, junto con las de cogeneración.

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha señalado que por fin España se quita esta gran tara que ha retrasado a España en la implementación de energía solar fotovoltaica y que ha supuesto mofa por parte de observadores internacionales; sobre todo mientras otros países de nuestro entorno no paran de aumentar su inversión en ella. España tiene más horas de sol que otros países cercanos. A pesar de ello, En España hay 1.000 instalaciones, mientras que en Alemania hay un millón.

Los procesos administrativos quedarán mucho más simplificados

Gracias al autoconsumo, desde el gobierno afirman que se fomentará el acceso a alternativas más baratas y que respeten el medio ambiente sin necesidad de estar cerca de la red eléctrica. Además, esto va a disparar las instalaciones de paneles solares, lo que va a fomentar la creación de empleo con alto nivel de cualificación, tal y como está ocurriendo en países de nuestro entorno.

También se va a simplificar el proceso administrativo para poner en marcha las instalaciones solares, que tendrá menos trámites burocráticos. Por ejemplo, se elimina la obligación de inscribirse en el registro administrativo de instalación de producción de energía eléctrica para las instalaciones que no superen los 100 kilovatios. También se permitirá que los consumidores tengan derecho al autoconsumo compartido, lo cual puede venir muy bien a edificios donde haya vecinos que se aprovechen de las economías de escala mediante la instalación de varios paneles.