¿Está preparado Windows Defender para sustituir a los antivirus de terceros en Windows 10? Los números indican que sí

Hace solo unos días os mostramos los más recientes resultados obtenidos por la firma especializada en seguridad, AV-test, referentes a las últimas versiones de buena parte de los antivirus de los que podemos echar mano para ser utilizados y proteger el sistema operativo de Microsoft, Windows 10.

Como ya os comentamos, todos estos fueron tomados a lo largo del presente mes de septiembre, donde a partir de las pruebas a los que fueron expuestos, varios de ellos obtuvieron la máxima puntuación, convirtiéndose en las soluciones de seguridad más aptas para funcionar en Windows 10.

Sin embargo, aunque no obtuvo la máxima puntuación en las tres categorías expuestas como sucedió con algunos de sus competidores, a nadie le ha pasado inadvertido el enorme avance que ha sufrido la solución propia de los de Redmond y que viene integrada en el propio Windows 10, nos referimos a Windows Defender.

Cabe destacar que a pesar de no haber logrado obtener los 18 puntos totales, 6 por cada una de las tres categorías analizadas (protección, rendimiento y usabilidad), lo cierto es que tan solo ha perdido medio punto en el apartado de “rendimiento”, siendo infalible en las dos restantes. Y claro, estos nuevos datos que ha ofrecido una firma de tan reputado nombre en el tema de la seguridad como es AV-Test, pueden suponer un duro contratiempo para el resto de compañías, ya que pueden poner en peligro la supervivencia de algunos de sus productos.

Windows Defender podría hacer sombra al resto de antivirus de terceros

Y es que hay que tener en cuenta que algunas de estas empresas, y sus correspondientes antivirus, llevan años ofreciendo sus servicios, en muchos casos de pago, con el fin de ofrecer protección a los usuarios de Windows, situación que podría cambiar radicalmente en los meses venideros. Estas empresas de terceros llevan muchos años entre nosotros, cierto, pero también es verdad que Microsoft ha logrado poner su propia solución de seguridad integrada, a la altura de muchas de ellas en pocos años, a lo que además hay que sumarle que es gratuita y se integra a la perfección con el resto de servicios de Windows 10.

Petya Microsoft

Sin embargo a pesar de todo ello, y para «respiro» de estas otras empresas, aún hay muchos usuarios que siguen desconfiando de la fiabilidad de Windows Defender y continúan echando mano de estos otros antivirus que instalan en Windows 10 adicionalmente junto al mencionado Defender de Microsoft. Ahora bien, los resultados positivos que con el paso del tiempo está obteniendo la propuesta de Redmond para proteger a los usuarios de Windows 10, son cada vez más populares, por lo que esta es una situación que se podría agravar seriamente en un breve espacio de tiempo, más si la cosa sigue avanzando por el mismo camino.

De lo que no cabe duda es de que en el mundo de la seguridad para PC, las cosas están cambiando mucho, todo ello en beneficio de Microsoft, al disponer del sistema operativo más usado del mundo, al mismo tiempo que los programas de terceros se van viendo perjudicados, al menos en cuanto a penetración de mercado.

Pero esto, al menos desde el punto de vista de muchos, no ha hecho más que empezar, ya que a medida que Windows 10 siga creciendo en cuota, y Windows Defender en funcionalidad, el resto de desarrolladores de antivirus es muy posible que se vean en la obligación de replantear su modelo de negocio u objetivos a proteger.

¿Qué opinión tenéis de Windows Defender en estos momentos?