Quejas contra los iPhone XS por su agresivo ‘filtro de belleza’

Quejas contra los iPhone XS por su agresivo ‘filtro de belleza’

Carlos González

Los nuevos iPhone XS y iPhone XS Max acaban de llegar hace tan solo una semana, pero ya empezamos a tener impresiones sobre los usuarios que han decidido comprar un modelo o el otro. Apple nos habló de mejoras sobre la cámara de fotos delantera y las posteriores, sin demasiado detalle, y los usuarios han estado probándolas estos primeros días. Y las conclusiones no son buenas. Muchos han lanzado sus quejas contra Apple por haber introducido un ‘filtro de belleza’ que además de ser demasiado agresivo, no se puede desactivar.

Tanto la cámara principal como las dos cámaras secundarias ahora hacen mejores fotos en los iPhone XS y iPhone XS Max. De eso no hay duda. Ahora bien, los usuarios se quejan porque en estos dos nuevos teléfonos inteligentes, al hacer un selfie, se está aplicando algo parecido a un ‘filtro de belleza’ de forma automática. Muchos otros teléfonos inteligentes hacen cosas parecidas, pero en los iPhone XS y iPhone XS Max no se puede desactivar. El resultado es que la textura de la piel se pierde por completo, con un suavizado impreciso y que, sin duda, es artificial.

Con los iPhone XS, por primera vez Apple ‘filtra’ los selfies. Y a los usuarios parece no haberles gustado lo más mínimo

Una importante diferencia que Apple había marcado frente a sus competidores estaba precisamente aquí. Todos los demás cuentan con filtros de belleza para los selfies que procesan, en busca de la perfección en el rostro, la iluminación y también las texturas. Apple siempre había servido fotos naturales con las cámaras delanteras de sus teléfonos inteligentes, y ha dejado de hacerlo con los iPhone XS. Pero esto no es lo que más incomoda a los usuarios, sino que no se pueda desactivar o modificar de ninguna manera, como sí se puede en muchos terminales con Android.

A priori no es demasiado problema, porque Apple podría cambiar su funcionamiento con una sencilla actualización, o un rápido parche. La duda ahora está en si Apple hará caso a las críticas de algunos de sus usuarios y dará la opción de desactivar este procesado, o si lo mantendrá y optará por hacer caso omiso.