Problemas legales para OnePlus por su carga rápida

Problemas legales para OnePlus por su carga rápida

Carlos González

A punto de estrenar el OnePlus 6T, el foco de atención se ha centrado en la marca china antes de tiempo y no por su teléfono inteligente, sino por problemas legales en Europa. OnePlus ofrece en sus dispositivos la carga rápida bajo la marca Dash Charge, que se utiliza también en Estados Unidos, pero a esta comercialización se han opuesto Amazon y Bragi. La segunda es una compañía europea dedicada al audio, y ya usaba esta marca tiempo antes para sus auriculares inalámbricos. Y sí, la marca está registrada por parte de ellos.

Precisamente por esto anterior, aunque OnePlus arrancó la comercialización de algunos de sus dispositivos con carga rápida hablando de esta tecnología como Dash Charge, se ha tenido que cambiar el nombre por Warp Charge. El tiempo durante el cual OnePlus ha estado hablando de Dash Charge ha sido el suficiente –hasta hace apenas dos meses- para que la compañía Bragi haya presentado una demanda por el uso de una marca registrada. Por el momento, OnePlus ya ha fracasado en este sentido en China, lo que explica que Dash Charge solo se haya estado utilizando –como marca- en los mercados estadounidense y europeo.

Ya no llaman así a su carga rápida, pero la ‘Dash Charge’ está dando problemas legales a OnePlus en Europa

Las demandas entre fabricantes tecnológicos son bastante habituales, y un buen ejemplo de ello es la guerra legal que han mantenido Apple y Samsung durante varios años y en diversos países. Pero la mayoría de estas ‘batallas’ a nivel legal tienen que ver con el uso de patentes tecnológicas; en el caso de OnePlus, los problemas vienen por algo bastante más sencillo. OnePlus, según la demanda de Bragi, habría estado usando una marca comercial registrada por el fabricante de dispositivos de audio. Ahora, como decíamos, han dado marcha atrás.

Hace apenas dos meses, OnePlus retrocedió y empezó a llamar de otra manera a la misma tecnología. Pero podrían tener que enfrentarse a una compensación económica por el tiempo en que han estado utilizando la marca comercial Dash.