Tesla va a permitir controlar el coche por voz como si fuera KITT

Motor

El campo de la inteligencia artificial va mejorando cada vez más, y permite tener asistentes de voz más inteligentes y con funciones más complejas. Por ello, no es de extrañar que en un futuro no muy lejano vayamos a poder hablar con nuestros dispositivos como si fueran humanos, más allá aún de lo que permiten Alexa o Google Assistant. Y Tesla no quiere quedarse atrás.

Elon Musk quiere convertir los Model en el coche fantástico con IA similar a KITT

Así lo ha afirmado el propio Elon Musk en Twitter hace unas horas, donde dice que habrá una inteligencia artificial en sus vehículos similar a KITT, el asistente de El coche fantástico. A finales del año pasado supimos que Tesla estaba trabajando en su propio chip de inteligente artificial, el cual planean incorporar en sus coches para expandir las funcionalidades de comandos por voz, algo que actualmente está algo limitado.

KITT, abreviatura de Knight Industries Two Thousand, es el asistente de voz que utilizaba David Hasselhoff en el coche fantástico, un Pontiac Firebird de 1982. Del control del vehículo, autónomo en ocasiones también, se encargaba KITT, una IA que doblaba William Daniels en la versión original, y que muchos probablemente habréis oído más con la voz de Carlos Revilla, doblador de las 11 primeras temporadas de Los Simpson (voz de Homer)

Esta “IA” permitía al conductor acceder a todas las funciones del vehículo e incluso activar la conducción autónoma. Mientras que esto parecía ciencia ficción en los años 80, actualmente poder hacer todo es completamente posible, y sólo se requiere perfeccionar la integración de estos sistemas en los vehículos para garantizar que sean seguros.

El control por voz ha de ser perfeccionado para evitar fallos

En anteriores ocasiones, Elon Musk había afirmado que iban a implementar nuevos comandos de voz en sus vehículos con el objetivo de que sus usuarios “pudieran controlar prácticamente cualquier opción del coche mediante comandos de voz”.

tesla model 3 interior

Este tipo de tecnología ha de ser perfeccionada al milímetro para evitar que el coche haga cosas que el usuario no quiere. Si habéis usado alguna vez los asistentes de voz de coches modernos sabréis que su funcionamiento es muy mejorable. Mientras que una equivocación en el coche actualmente puede resultar graciosa (por ejemplo, que se equivoque en una dirección o al poner música), en el futuro si este asistente tiene potestad para cambiar el comportamiento del coche o apagarlo puede generar accidentes. Por ejemplo, se pueden pedir confirmaciones para hacer determinadas acciones sensibles.

Tesla es poco amiga de los botones, y el Model 3 es una muestra del camino que quiere seguir la empresa de automatizarlo y controlarlo todo mediante pantallas o controles de voz. En el Model 3 tenemos una gran pantalla que actúa como consola central de todo el vehículo, por lo que el siguiente paso es que el usuario no tenga ni que tocar esa pantalla.

Escrito por Alberto García

Fuente > Elon Musk