Microsoft ha abandonado las actualizaciones de algunos PCs con Windows 7

Software

La compañía de Redmond ha hecho ya muchos movimientos, desde el lanzamiento de Windows 10 en el año 2015, con la intención de hacer actualizar a los usuarios. Y el último que han llevado a cabo afecta a algunos que se mantienen en Windows 7. Esta versión entra todavía dentro del período de soporte oficial por parte de la compañía de Redmond, con actualizaciones de seguridad y parches críticos; sin embargo, los usuarios están encontrándose con que algunos de sus ordenadores han sido abandonados de forma prematura por parte de Microsoft, y que ya no reciben actualizaciones.

Microsoft deja a muchos usuarios de Windows 7 sin soporte antes de tiempo

El problema tiene que ver con un ‘cambio silencioso de política’por parte de Microsoft, y respecto a algunos dispositivos únicamente. Los afectados han dejado de recibir actualizaciones relacionadas con la seguridad del sistema, que es lo que deberían recibir en este período de soporte técnico extendido en el que todavía está Windows 7. Es algo que afecta únicamente a ordenadores antiguos por su configuración de hardware, y más concretamente en función de la CPU instalada, según han comentado fuentes vinculadas. Los ordenadores que no aceptan SSE2 (Windows 7) son los que han quedado fuera de las actualizaciones de seguridad de Microsoft.

Microsoft ha dejado de actualizar algunos ordenadores con Windows 7: sin parches de seguridad, aunque están aún dentro del soporte extendido

Al parecer, todo habría arrancado con la actualización mensual desplegada durante el pasado mes de marzo, que afectó a los dispositivos no compatibles con SMID y SSE2. A partir de la actualización para Spectre y Meltdown, la firma de Redmond prometió una actualización mensual relativa a la seguridad de su sistema operativo ‘antiguo’. Y en el mes de junio, Microsoft ha aplicado un parche con nueva política, según el cual se requiere que se actualice el procesador, para soportar SSE2, o bien se virtualice. Es decir, que lo que arrancó como un problema, ahora es un requisito: actualizar el hardware de los ordenadores afectados.

La actualización de su política, que Microsoft ha llevado a cabo de forma silenciosa, tendría que ver con las vulnerabilidades Meltdown y Spectre, que afecta a las CPUs de Intel. Pero llegados a este punto desconocemos si Microsoft dará ‘marcha atrás’ o si estos usuarios se verán obligados a actualizar su ordenador por hardware, en caso de que quieran seguir recibiendo actualizaciones de seguridad.

Escrito por Carlos González

Fuente > softpedia