Windows 10 April 2018 Update se ha instalado sin permiso en algunos PCs

Cumpliendo su primer mes de vida, Windows 10 April 2018 Update tiene acumulados ya varios problemas que, por el momento, no han sido todos reconocidos por parte de Microsoft. Y ese reconocimiento es importante, sencillamente porque eso significaría que están trabajando en la solución a los fallos. De momento, lo que sí han reconocido es que algunos ordenadores están actualizándose de forma automática a esta nueva versión sin tener que hacerlo, y han señalado que están investigando cuáles son las causas por las que ha podido ocurrir esto.

Tratándose de una versión que ha llegado con problemas importantes, hasta el punto de dejar algunos ordenadores inservibles con un ‘reseteo’ completo como única solución, es comprensible que no todos los usuarios quisieran actualizar. Así que sí, en esta ocasión, que algunos ordenadores se hayan actualizado de forma automática, sin que su usuario lo hubiera pedido, es un problema improtante. Sea como fuere, ha afectado únicamente a ordenadores con Windows 10 Pro y el SKU Enterprise. Por lo tanto, no todos los usuarios están afectados por este problema; y hay que añadir que no en todos los sistemas está causando fallos la actualización a Windows 10 April 2018 Update.

Microsoft investiga por qué Windows 10 April 2018 Update se ha instalado de forma automática en algunos ordenadores con versiones Pro y Enterprise

Un portavoz de Microsoft ha comentado que han recibido informes acerca de este problema, y están investigando por qué ha podido ocurrir. No obstante, no han ofrecido detalle alguno sobre cuándo llegará la solución. En principio, el próximo día 5 de junio la firma de Redmond debería lanzar una importante actualización para todas las versiones que mantienen el soporte oficial. Es decir, que deberían llegar las soluciones a todos los problemas que, durante las últimas semanas, se han estado recogiendo en torno a Windows 10 April 2018 Update.

Con la llegada de Windows 10, la compañía de Redmond fue algo ‘agresiva’ en su intención de impulsar a los usuarios a actualizar al nuevo sistema operativo. Con esta actualización, al menos según las indicaciones oficiales de la compañía, se ha tratado tan solo de un problema sobre el que están investigando, y que no debería repetirse más adelante. Mientras tanto, en estos momentos no hay aún una solución.