Pueden robar datos de tu PC a través de los cables de corriente

Software

En el pasado hemos visto cómo se conseguían robar datos usando el calor, o aprovechando los ventiladores de un ordenador. Y es que estas singulares vulnerabilidades han sido encontradas exactamente por el mismo grupo de investigadores. Esta singular forma de robar datos de un ordenador, la última que han encontrado, aprovecha los cables de corriente para interceptar comunicaciones de un sistema informático.

El grupo de investigadores de Israel que nos ocupa, trata de encontrar los métodos más singulares para robar datos de un ordenador. Los que comentábamos anteriormente, y otros que permiten interceptar datos de un ordenador ‘offline’, han sido encontrados exactamente por el mismo grupo. Esta última metodología encontrada sirve para robar datos utilizando los cables de corriente a los que está conectado el sistema. Y se basa en el análisis de las fluctuaciones en el flujo de corriente que se propaga a través de una línea eléctrica. Aunque existen formas mucho más sencillas, esta técnica está enfocada a robar datos de ordenadores que no están conectados a Internet.

Consiguen robar datos de un ordenador desconectado de Internet, a través de los cables de corriente analizando las ‘fluctuaciones del flujo de corriente’

La técnica en cuestión la han denominado PowerHammer, y se basa en el análisis del uso de CPU. ¿Cómo? Revisando las fluctuaciones que produce sobre el flujo de corriente eléctrica. De aquí se puede extraer información tan detallada como los datos a nivel binario. Evidentemente, es difícil interpretar esto, pero se puede implementar un hardware específico que se encargue de monitorizar los ‘pulsos eléctricos’ que se producen en el funcionamiento de la CPU para extraer información privada que está siendo procesada por el sistema atacado. Este hardware se encarga de ‘descodificar’ los pulsos.

Los datos binarios, según explican, se pueden modular en base al análisis de esas fluctuaciones en el flujo de corriente. Con esta técnica se pueden robar datos a una velocidad entre 10 y 1.000 bits por segundo. Y para ejecutar un ataque de este tipo, se puede colocar el hardware incluso fuera de un edificio. Un ataque a este nivel de ‘distancia’, según la colocación del hardware en la instalación eléctrica, puede servir para robar contraseñas, por ejemplo, sin dificultad alguna.

Escrito por Carlos González

Fuente > thehackernews