La realidad virtual, más real que nunca con esta pantalla de 5500 x 3000 y 120 Hz

Gadgets

La realidad virtual en videojuegos es un concepto que empezó a popularizar Oculus Rift, y donde Facebook intentó crear una plataforma cerrada de la que, por suerte, nos salvó Valve con las HTC Vive. Aunque la experiencia de estas gafas es espectacular, a muchos usuarios no les compensa el desembolso inicial. Sin embargo, Google y LG han creado una pantalla que sí podría merecer la pena.

Google y LG sacan músculo con una pantalla de 5500 x 3000 píxeles

Las Oculus Rift y las HTC Vive tienen una pantalla con características idénticas: usan paneles OLED con resolución 2160 x 1200 píxeles, tienen una tasa de refresco de 90 Hz, y cuentan con un ángulo de visión de 110 grados. Las HTC Vive son algo más cara que las Oculus, y Valve anunció en enero un nuevo modelo que subía la resolución a 2880 x 1600 píxeles: las HTC Vive Pro.

gafas realidad virtual lentesLa pantalla de estas gafas queda muy atrás de la barbaridad que han conseguido crear Google y LG. Ambas compañías han estado trabajando en el desarrollo de un panel OLED pensado para la realidad virtual con una resolución 5500 x 3000 píxeles, o 2750 x 3000 píxeles por ojo, con un tamaño de 4,3 pulgadas. Esto arroja una densidad de 1443 píxeles por pulgada; casi el triple que un smartphone de alta gama como el Galaxy S9.

Si alguna vez habéis usado unas gafas de realidad virtual, o un móvil con unas gafas baratas donde se introduce el móvil, habréis podido comprobar que los píxeles se ven demasiado grandes al quedar tan cerca de la cara y estar amplificados por las lentes de las gafas. Por ello, la resolución de estas gafas es importantísima para mejorar la sensación de realismo.

120 Hz: ideal para la máxima fluidez

La tasa de refresco es de 120 Hz. Cuanto más altos sean los hercios que alcanza una pantalla mayor será la fluidez de las imágenes que veremos en ellas. Y si habéis usado unas gafas a 30 o 60 Hz habréis comprobado que es un verdadero mareo. Las gafas actuales a 90 Hz son lo suficientemente buenas para no marearse, pero la subida a 120 Hz será muy bien recibida.

El único inconveniente de usar unas gafas con esta resolución es que hará falta un ordenador muy potente para poder mover su resolución con fluidez (sobre todo hasta alcanzar los 120 Hz). La resolución de las gafas es de casi el doble que 4K UHD, por lo que os podéis hacer una idea de que por lo menos necesitamos algo equivalente a dos GTX 1080 Ti para tener una calidad gráfica aceptable.

Esta nueva pantalla se mostrará en la exposición Display Week que se celebrará a finales de mayo en Los Ángeles. Las gafas son un prototipo, y es probable que no veamos algo así en el mercado por lo menos hasta dentro de dos años.

Escrito por Alberto García

Fuente > OC3D