Una operadora pregunta a la UE si debe identificar a los “piratas”

Actualidad

Bahnlof, un proveedor de servicios de Internet en Suecia, ha apelado una decisión según la cual se requiere que se entreguen datos de abonadospor posible piratería- a la Policía. Y es que según las consideraciones de la compañía de servicios de Internet, esto va en contra de la legislación en la Unión Europea, en tanto que la piratería no es un ‘delito grave’. Por ello, se ha solicitado la participación del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Una consulta en la que será el organismo europeo el que establezca si tiene, o no, que identificar a los ‘piratas’ que utilizan sus servicios.

Bahnlof ya ha mostrado anteriormente, y en reiteradas ocasiones, su política de protección de la privacidad de los usuarios de sus servicios. Tanto es así que recientemente introdujo una red privada virtual gratuita para sus usuarios. Y respecto al caso concreto de identificar ante la Policía a los usuarios que hayan podido piratear archivos protegidos por derechos de autor, el operador considera que ‘por encima está la privacidad de sus usuarios’y que harán todo lo posible por evitar que sus clientes sean expuestos de esta manera. Ante la Policía se han negado a facilitar información de identificación de los mismos.

Bahnlof antepone la privacidad de sus usuarios ante la solicitud de la Policía de identificar a sus ‘usuarios piratas’

De momento, Bahnlof no tiene una situación demasiado sencilla, en tanto que el Tribunal Administrativo de Estocolmo falló en su contra y ordenó al proveedor de servicios de Internet que facilitase a las autoridades la información que les había sido solicitada. Según el Tribunal, que el operador facilite a los organismos encargados de cumplir la Ley la información sobre sus clientes no contraviene la legislación de la Unión Europea. Sin embargo, no han cedido a esta resolución legal y han tomado la determinación de solicitar al Tribunal de Justicia Europeo que sea el que se pronuncie al respecto.

Este tipo de solicitudes de información son bastante frecuentes en Suecia, según ha demostrado el propio operador. Por encima de una cuarta parte de las solicitudes de datos identificativos por parte de la Policía, al proveedor de servicios de Internet, corresponden a casos relacionados con el intercambio de archivos. Es decir, la ‘piratería’. Es sorprendente que supere al fraude, por ejemplo. En general, el operador no tiene problema alguno con colaborar con la aplicación de la Ley, pero para esta causa no quieren anteponer la ‘legalidad’ a la privacidad de sus usuarios.

Escrito por Carlos González

Fuente > torrentfreak